Con la tecnología de Google Traductor

Olimpiónicos. Héctor Reyes

Itzel Ubiarco

3, diciembre 2014 - 9:45

03 diciembre 2014. Héctor Reyes

FALTAN menos de dos años para la celebración de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y apenas 10 meses para los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Tiempo es lo que más rápido corre y los resultados actuales son consecuencia de las gestiones anteriores. Esto es invariable, porque el tiempo de maduración de un deportista en promedio es de ocho años y no siempre rinde los frutos de trabajo.
Por eso es tan importante la continuidad y el seguimiento científico-deportivo para formar a los equipos nacionales. Hay generaciones que brillan con luz propia, la mayoría deserta en la etapa escolar y otras pasan sin pena ni gloria. Los resultados responden a un trabajo en el que intervienen varias instituciones, desde colegios, clubes, institutos, federaciones hasta las cúpulas deportivas.
Un proceso largo que termina en el lazo entrenador–deportista, los atletas consumados cuentan con un equipo multidisciplinario que comprende de médico, psicólogo, fisioterapeuta y nutriólogo; luego vienen las facilidades escolares, económicas a través de becas y los apoyos para la preparación y competencias internacionales. Todo esto para tener la aspiración de medallas en justas oficiales del ciclo olímpico.
La estructura deportiva mundial también es invariable en este sentido, se programan con cuatro y ocho años de anticipación los calendarios competitivos. Se conoce el año, el mes, el día y la hora de la prueba en cuestión para que un entrenador tenga los elementos que lleven a su atleta al máximo de sus posibilidades. Este es el principio rector que mueve al deporte que da como resultado medallas y dividendos económicos propios de la economía en este sector.
El deportista tiene la imagen de héroe nacional, la opinión pública forma criterios sobre ellos y el pueblo los venera como ocurre en los deportes profesionales o de figuras olímpicas.
Como vemos, la carrera deportiva no se hace de la noche a la mañana y tampoco tiene cabida la improvisación, pero sí la creatividad para mejorar el rendimiento del atleta.
Este jueves serán reconocidas por su esfuerzo, hay que recordar que ellas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, de los 115 oros, 72 fueron conquistados por las mujeres en pruebas individuales y seis en competencias mixtas. He aquí su relevancia. Para muestra, basta un segundo ejemplo de su relevancia, de las 332 preseas obtenidas por la delegación que estuvo integrada por 713 atletas, 165 tienen aroma de mujer.
En la escalada de equidad de género en estas dos últimas dos décadas, desde el anuncio histórico del presidente del Comité Olímpico Internacional, el fallecido Juan Antonio Samaranch, de la apertura de disciplinas a la mujer, el rostro deportivo universal cambió.
Email: olimpionicos6@hotmail.com
Twitter: @olimpionico10