Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

1, diciembre 2014 - 9:29

01 diciembre 2014. Salvador Aguilera

POBRE Atlas.
Había sueños e ilusiones, pero la realidad es que se trata de un club lleno de frustraciones. Ya pasaron 63 años sin un título… y la cuenta continúa. Si Cruz Azul está presionado porque lleva 17 y contando, no es difícil imaginar lo que siente el Atlas después de tanto tiempo.
Sí, fue una buena temporada de los Zorros, eso no se discute, pero nunca lo vi favorito ante la clase de rivales que iba a enfrentar. Si pasaba sobre el Monterrey, le tocaban los Tigres, equipos que tienen una base desde hace mucho tiempo y que han estado muy bien trabajados. Tomás Boy es un buen técnico, como también lo fue en su momento Rubén Omar Romano, quien nunca pudo festejar un título de Liga. Para eso influyen muchas circunstancias y en el partido de ayer, en el Jalisco, se vio la diferencia entre un equipo y otro.
Rayados superó claramente a los rojinegros, que deberán seguir trabajando sobre un proyecto claro y firme. Si no fue ahora, el éxito podría llegar en el siguiente torneo, siempre y cuando no se pierda la idea que esta vez los puso en lo alto de la tabla con 31 puntos.
Si la eliminación del Atlas fue lamentable, ni hablar de la violencia que se generó, seguramente por la frustración de sus seguidores, que ya se hacían en la antesala de la gran final.
Algo tiene el estadio Jalisco, escenario en donde se han generado actos vandálicos bastante graves. Todavía tenemos muy presente aquella golpiza que le dieron a los policías en un clásico tapatío y anoche también corrió sangre. Hubo policías golpeados, algunos requirieron atención médica y creo que la directiva del Atlas tendrá que actuar sobre estos grupos de “animación” que tiene y que armaron un lío gordo, al quedar fuera de la Liguilla. Insisto, si la ilusión era grande, la frustración fue mayor. No veo para cuándo el Atlas le pueda poner, sin esa sequía que parece ser eterna.
El reporte fue de 18 lesionados, 12 de ellos fueron policías, a los que normalmente “mandan a la guerra sin fusil”. El colmo de todo esto es que al final siempre son muy pocos los detenidos y aunque así sea, salen de inmediato. Ayer sólo hubo un detenido.
Los seguidores del Monterrey se tuvieron que ir a la cancha y esperar ahí durante varias horas para que se tranquilizaran las cosas y se pudiera garantizar su seguridad. Qué lástima que en la llamada “Fiesta Grande” del futbol mexicano pasen estas cosas. Siendo así, qué bueno que el Atlas quedó fuera, porque eso quiere decir que también sus vándalos no estarán alterando el orden en los estadios. Es repugnante ver a vándalos que se quieren hace pasar por aficionados y sólo toman al futbol como un escape para sus frustraciones.
Lo peor de todo es que desde España ya había llegado la mala noticia de que un aficionado había muerto, al intentar agredir a otros que lo lanzaron al río y perdió la vida. Pareciera que eso es lo queremos en México, porque no se actúa con mano dura.
Finalmente, felicitar al Toluca, porque ha hecho un gran trabajo y será rival de Tigres en semifinales. ¡Se podría dar una final entre regiomontanos! Vamos a ver qué dice también el América, que enfrentará a Rayados.

ENRIQUE MEZA
Curioso, los dos técnicos del Grupo Pachuca han quedado fuera, tan pronto culminaron su participación en el torneo. Primero fue Matosas, quien de inmediato le dijo adiós al León y ayer los Tuzos anunciaron la salida de Enrique Meza. Una decisión que de entrada luce precipitada, seguramente ya se tenía a alguien en mente.