Con la tecnología de Google Traductor

21, abril 2024 - 0:30

┃ Miguel Ángel Mujica

André Jardine se sintió afectado por el arbitraje ante Pumas. FOTO: Ramón Romero | ESTO

Corría el agregado del Clásico Capitalino cuando Piero Quispe barrió con los tachos por delante y golpeó a Igor Lichnovsky. André Jardine, técnico del América, no entendió en ese momento el por qué no se había marcado la tarjeta roja. El brasileño confirmó que fue una jugada que hubiese cambiado el rumbo e incluso le hubiera dado el control de la pelota a su escuadra.

TE RECOMENDAMOS: Pumas remontó y se llevó el Clásico Capitalino a pesar del gol 100 de Henry Martín

Jardine señaló a Fernando Guerrero como un hombre que no tomó las decisiones correctas. “No me gusta hablar de arbitraje, me gusta analizar el partido, pero es un tema que influye en el marcador, en la forma en la que el juego transcurre, el árbitro debe tener un pulso muy firme, los jugadores se calientan y sienten injusticias, las ven y se hacen más agresivos, pasa un poco por no controlar los nervios por decisiones arbitrales, creo que no había pasado, la roja del primer tiempo es indudable, hubiéramos controlado todo, todo hubiera sido distinto”, dijo.

El DT emplumado confirmó que el Cantante influyó y fue por eso que el encuentro se calentó de más.

“No pitan bien, los analistas hablarán de esto, realmente nuestro equipo debe de estar mejor en temas como hoy, dejamos claro que somos un equipo que va a jugar siempre la pelota, que busca competir con los rivales de forma leal, no vas a ver nuestro equipo hacer entradas desleales, no concordamos con eso, en partidos como Clásico y por eso suceden las cosas”.

ANDRÉ JARDINE DICE QUE PUMAS MERECIÓ LA VICTORIA

No le quitó mérito a Pumas por el triunfo. “Antes de todo, Pumas para mi mereció la victoria, no estuvimos en un día fino, fallamos en pases capitales, en momentos de ataque, no tuvimos la claridad, Pumas compitió más que nosotros, jugando a cada pelota con la máxima energía, eso marca la diferencia”.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Aceptó que la calentura del encuentro hizo que sus futbolistas discutieran, pero eso no cambiará la forma en la que se llevan.

“Estamos aún calientes, los jugadores nunca quieren salir, quieren ganar siempre en este tipo de partidos, mañana vamos a estar más fríos, el respeto en el vestidor es máximo, como de nuestra parte. Estábamos calientes, la cobranza tiene que ver, Brian comete un contacto y es de doble expulsión, nos cobramos muchos, no reaccionamos nunca de forma violenta, sabíamos que el partido era así, con faltas fuertes como la de Igor, es un buen momento para reflexionar y llegar fuerte a la recta final”, sentenció.