Con la tecnología de Google Traductor

20, abril 2024 - 17:06

┃ Guillermo Abogado González

Guadalupe Pintor recibió un homenaje por su trayectoria. FOTO: Oswaldo Figueroa | ESTO

Lupe Pintor fue un chiquillo que vio a su familia desintegrarse y sufrió los golpes de su padre física y mentalmente. Pero ese tipo de experiencias, las cuales no se las desea a nadie, lo llevaron a luchar por su sueño y a consagrarse como boxeador profesional, donde se convirtió en campeón peso gallo y peso supergallo.

TE RECOMENDAMOS: El Cinturón Tamaulipas que ‘Canelo’ Álvarez y Jaime Munguía disputarán el 4 de mayo

Sus logros están en el recuerdo, pero al ser un ejemplo de superación, “Lupe”, oriundo de Cuajimalpa, todavía es reconocido por todo aquel amante del pugilismo, por lo que este sábado, en uno de los míticos recintos del boxeo nacional, en las instalaciones del Gimnasio “Nuevo Jordan”, recibió un homenaje por su trayectoria.

“Me siento muy agradecido, honrado, con este reconocimiento, que me hace una persona (Bladimir Juárez) que está involucrada en este deporte tan maravilloso”, expresó Guadalupe Pintor, quien estuvo acompañado de Bladimir Juárez Durán, Director Deportivo de Explora Nuevo Jordan, así como del experimentado mánager Javier Carmona.

GUADALUPE PINTOR NO DUDARÍA EN SER BOXEADOR

Pintor Guzmán, quien vendía nieves para sobrevivir y ayudar a su madre, no tiene dudas de que si volvería a nacer, volvería a escoger esta profesión de los puños, los cuales siempre los tuvo bien puestos.

“Yo le dicho a mucha gente que si volviera a nacer elegiría la misma carrera ¿por qué? porque me dio la oportunidad de muchas cosas, vengo de una familia desintegrada, un padre un poco agresivo, elegí esta carrera desde que era niño”, expresó el “Grillo de Cuajimalpa”, quien reiteró que su máximo ídolo es Rubén “El Puas” Olivares, uno de los motivos por los que también se animó a ponerse los guantes.

“El máximo ídolo que tuve en mi vida es el ‘Puas’ Olivares. el ‘Mantequilla’ Nápoles, Cassius Clay”, destacó “Lupe” Pintor. “Para cumplir mi propio sueño de querer ser un hombre dedicado era aplicar esa palabra tan bonita que es disciplina. No solo para el deporte, lo más importante es aplicar la disciplina en la vida porque nos da muchas oportunidades. A todo mundo nos cae un día una oportunidad, si la aprovechamos, si trabajamos con ella podemos llegar al éxito, a lo inimaginable y eso nos va a dar la oportunidad de cambiar una vida”.

ERA PELEONERO DE PEQUEÑO

De barrio, siempre luchando contra corriente, Guadalupe Pintor era muy peleonero de pequeño, otro motivo para decantarse por el pugilismo más allá de los problemas que ya sufría dentro de su círculo familiar.

“A mí me pasó, como les comento, vengo de una familia desintegrada, he elegido el box porque era un chiquillo que era peleonero, algunas veces me llegaron a romper la nariz, llegué a sangrar y por eso es por lo que ingresé a esta maravillosa carrera que es el boxeo. Soñaba ser como Rubén Olivares, como Cassius Clay”.

Si bien vivió angustias, gracias al boxeo Pintor pudo mejorar su calidad de vida y darles a sus hijos una experiencia diferente a la que padeció. De igual modo tuvo la oportunidad de representar con demasiado orgullo a México.

“Tuve la oportunidad de competir a ese nivel profesional, de representar a mi país, a mi sociedad, a una familia bonita y ahora me siento orgulloso de tener unos hijos bien encauzados, trabajadores, comprometidos con una vida, con la familia y lo más bonito es representar a una sociedad, que es un país. Me tocó pelear en muchas partes del mundo, ganar, triunfar, regresar, recibir un reconocimiento como este, que para mi me llena de halago, me compromete y me siento orgulloso de ser una parte de todos ustedes”, expresó un emocionado Guadalupe Pintor.

UN MENSAJE PARA LOS NUEVOS VALORES

“Lupe” Pintor se dio tiempo de enviar un mensaje a los pequeñines y adolescentes que desean convertirse en boxeadores profesionales, donde la capacitación y la disciplina son dos de sus principales herramientas para cumplir sus objetivos.

“La vida no tiene secretos. Quien se dedica a estudiar tiene un sueño, quien quiere ser un buen abogado, ingeniero, arquitecto, doctor, lo único que tiene que hacer es capacitarse y en el boxeo es lo mismo”.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Remarcó: “Cuando uno es joven tiene la capacidad para decidir y después de esto a dónde vamos a llegar, qué queremos, qué pretendemos, si no tenemos ambición, que hacemos en este mundo si no tenemos metas, qué hacemos aquí. Cuánta gente hay fracasada en el mundo porque no aplica la palabra que es disciplina”

“Me siento honrado, agradecido, porque tuve esa visión, ese compromiso. Mi papá me golpeaba a veces y de alguna manera me sirvió para superar todo eso, al final de cuentas soñaba, creía y lo conseguí. ¿Cómo? Trabajando, luchando, sufriendo, porque el boxeo es un deporte de sufrimiento, porque al final de cuentas cuando tenemos ese sueño, esa misión, lo podemos conseguir”.