Con la tecnología de Google Traductor

19, abril 2024 - 15:14

┃ Karen Morán / ENVIADA

Mextenis ayudó a levantar Acapulco tras el paso de Otis. FOTO: Cortesía Mextenis

Acapulco Guerrero.- Ya son 175 los días que han pasado desde aquella madrugada del 25 de octubre en la que el huracán Otis tocó tierra en la costa de Acapulco; y con toda su furia, levantó casas, árboles, palmeras, coches, anuncios y todo lo que encontró a su paso para convertir el lugar en una auténtica ciudad fantasma, misma que dejó recuerdos imborrables en todos sus habitantes.

TE RECOMENDAMOS: Felix Auger-Aliassime, albañil por un día: se sumó a la reconstrucción de Acapulco

“Estuvo horrible porque cuando vimos que no podíamos quedarnos aquí nos queríamos ir a resguardar con una vecina que vive aquí a 30 segundos caminando, pero el camino fue eterno. Entre el viento, el agua y las cosas que volaban parece que fue un camino como de media hora, teníamos miedo que una lámina nos aplastara, y con los niños, fue mucho más complicado”, contó a ESTO la familia Carrera Abarca, quienes perdieron su casa durante el fenómeno natural.

MEXTENIS AYUDÓ EN LA REECONSTRUCCIÓN DE ACAPULCO

Si bien el momento del huracán fue una pesadilla, las horas posteriores se convirtieron en una catástrofe. Perderlo todo convirtió el panorama en desolador para muchos, pero por lo menos para la familia Carrera y algunos de sus vecinos en la colonia Miramar, el terror duró pocas semanas gracias a la Asociación Construyendo y Mextenis, que se dieron a la tarea de reconstruir viviendas que quedaron aniquiladas por Otis.

“Estamos contentos de haber sido incluidos en el proyecto de Construyendo. Al principio no creíamos en esto pero la casa ya está hecha y ahora cómo no voy a creer si ya está hecha la casa”, dijo Julio Zamora, quien incluso recibió la visita de tenistas como Felix Auger-Aliassime y Ernesto Escobedo.

“Conocí muchos tenistas como Felix (Auger-Aliassime) que vinieron para acá y Ernesto (Escobedo). También fuimos a ver a Stefanos (Tsitsipas) y me quedo con mucho cariño a todos ellos. Les deseo suerte en sus juegos. Son muy buenos muchachos y ojalá sigan aportando porque aquí siempre los vamos a seguir apoyando cada que vengan a jugar”, reiteró Julio, quien además asegura que “ya es fanático del tenis”.

NO CREÍAN EN EL PROYECTO

Y aunque en un inicio no había confianza en el proyecto, los vecinos de la colonia Miramar poco a poco fueron viendo cómo levantaban sus casas. El hogar de la familia Carrera Abarca, por ejemplo, tardo solamente un mes en convertirse en realidad y hoy en día, sus cinco integrantes tienen un techo donde dormir.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

“La casa la tumbaron en enero, la comenzaron a armar en marzo y entre el 5-8 de abril ya estaba así como la ven. En un mes nos construyeron la casa, entonces ser solidarios es importante. Yo le dije a mi esposa no creo, muchas cosas han pasado y a veces vienen políticos a aprovecharse entonces no le quería creer, pero ahora pues mis hijos ya tienen una casa”, contó el señor Carrera.

El proyecto de Construyendo tiene planificada la construcción de más de 200 casas tras el paso del huracán Otis, y aunque falta mucho camino, ya se han entregado algunas como la de Julio Zamora y la familia Carrera Abarca. Desde Mextenis, empresa encargada del Abierto Mexicano de Tenis y el Challenger de Acapulco, se han reunido fondos a través de donaciones de aficionados, tenistas, ATP y parte de la taquilla de los torneos para aportar un “granito de arena” a la reconstrucción de Acapulco.