Con la tecnología de Google Traductor

Mira

29, marzo 2024 - 23:08

┃ ESTO en línea

Tony Salazar le ha dedicado dos tercios de su vida al CMLL Foto_Luis Garduño

Dos leyendas fueron homenajeadas: el padre de la lucha libre en México, Don Salvador Lutteroth y la leyenda y gran maestro de los cuadriláteros, Tony Salazar, una magna función fue el escenario perfecto para el merecido reconocimiento del CMLL de ambos ante la algarabía de la Arena México, llena de felicidad y hermosa como siempre.

Te podría interesar: Óscar Valdez se convirtió en campeón Interino Superpluma tras noquear a Liam Wilson

El homenaje inició desde antes con Tessa Blanchard que llevaba una capa rosada, imponente y llamativa. Al abrirla se pudieron observar los rostros de los dos homenajeados. En cuanto la prenda se vio completa y abierta en todo su esplendor, el público estalló en un grito eufórico acompañado de un sonoro aplauso que invadió a la Catedral de la Lucha Libre nacional.

Foto: Luis Garduño

Uno de sus mayores alumnos en la vida de Tony Salazar, su hijo Magnus, en la misma función de homenaje a su padre logró retener el Campeonato Nacional de Parejas. Los consejos de su progenitor fueron vitales, la disciplina extrema, los regaños, las clases y algunos gritos se vieron recompensados con ese campeonato que junto a Rugido mantenían al enfrentarse a Neón y Brillante Jr. Quizá ese fue el máximo orgullo de la noche para el gran Salazar.

TONY SALAZAR RECIBIÓ TODO EL CARIÑO DEL CMLL Y SU AFICIÓN

La Arena México lució repleta, los boletos se agotaron desde hace un par de semanas, el homenaje en vida al luchador Tony era lo menos que merecía. Mucha gente afuera de las instalaciones buscaba con precios excesivos un lugar, un boleto para entrar, para ver al sabio de los encordados.

Un traje elegante, sobrio y negro vistió el homenajeado, quien pese a ser el invitado especial recorría la Arena de extremo a extremo revisando que todo estuviera bien. Trabajaba para que la seguridad estuviera sin problema alguno, celoso de su deber, como siempre. Regañando a la gente a su cargo, como lo hace en sus clases, como le ha funcionado toda su vida y cómo ha llegado hasta donde está.
El ring recibió a Tony con un pasillo, donde figuraban algunos de sus alumnos que hoy están consolidados como estrellas de la lucha libre. Al subir, apareció su familia, a cada uno de los integrantes les dió un abrazo: su esposa, hijos, nietos y su sobrino y alumno, El Rey de Plata y Oro, Místico, quien encabezó una porra para su tío y toda la Arena la cantó en una sola voz. Así partió del ring el también llamado Ulises, ovacionado, aplaudido y con su familia que lo acompaña siempre.

Por David Barrera Salinas

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí