Con la tecnología de Google Traductor

Mira

2, marzo 2024 - 10:30

┃ Karen Morán / ENVIADA

El AMT contó con el profesionalismo de un equipo enorme para su realización Foto_Karen Morán

Luego del paso de Otis por Acapulco, algunas de las imágenes que más impactaron en las redes sociales fueron el lobby del Hotel Princess y la Arena GNP. Ambas instalaciones lucían devastadas y daban pocas esperanzas de que se pudiera realizar el Abierto Mexicano de Tenis, pero con una inversión millonaria, mucho trabajo en equipo y el aval de ATP, todo salió adelante.

Te podría interesar: El Abierto Mexicano podría ver en Alex de Minaur a su quinto Bicampeón en su historia

“Estábamos con metro y medio de agua, hasta un cocodrilo nos visitó” cuenta a ESTO Seyed Rezvani, CEO de Grupo Mundo Imperial, quien también relató que cuando comenzaron a trabajar para sacar el torneo a flote, lo que menos le preocupó fue la sede, pues el verdadero problema era la hotelería para todos los asistentes.

Uno de los grandes retos fue establecer dónde se alojarían los tenistas, pues la ATP es rigurosa con sus estándares y era justo ese el tema que había que sacar adelante.

El ATM encontró diversos retos en su organización / Foto: Oswaldo Figueroa

LA ARENA DE GNP TENÍA QUE ESTAR LISTA SI O SI

“La fecha de Abierto no es como que tengo un concierto y lo promuevo por otro lado. Las fechas de ATP son fijas. No lo puedes posponer para la siguiente semana o cambiar. El tema más importante era los hoteles. ¿Cómo podemos traer los jugadores? Y ahí ATP se involucró y nosotros empezamos a evaluar opciones”, comenzó.

“En diciembre cuando ATP dice sí, pero tienen que tener una burbuja para todos los jugadores y los participantes de ATP. Y ahí es donde nosotros nos concentramos en Torre Perla. Hay 315 habitaciones y necesitaban 240. Nos ubicamos a trabajar en ello solamente para eso, para tener una burbuja para los jugadores. Y esto lo construimos en un tiempo récord; 6 semanas, acomodándolo solo para jugadores”, continuó.

El Abierto Mexicano se hizo por y para Acapulco / Foto: Oswaldo Figueroa

La restauración de la Torre Perla requería trabajo especializado y a marchas forzadas, es por ello que la constructora contratada, además de la mano de obra local, se instaló por ese tiempo en un fraccionamiento, lo que propició que todo quedara en tiempo y forma.

“Teníamos que ocurrir con un constructor. Y ellos trajeron 500 obreros, solo un constructor, de fuera y rentaron un fraccionamiento. O sea, crearon una mini ciudad para poder levantar Torre Perla en seis semanas. Era una obra titánica”, explicó.

Una vez arreglado el problema con el hospedaje, el tema pasó a la Arena GNP, la cual no tuvo daños estructurales, pero si tuvo cambios sustanciales en algunos aspectos, todo con el objetivo de que en caso de que llegue otro huracán, los estragos sean menores.

“Lo primero que pensamos fue cómo mejorar la estructura constructiva y así lo hicimos. Detrás de estas cortinas están las cabinas de transmisión. Antes estaban hechas de durock, como es el reglamento. Hoy todos están con block y concreto. Entonces, esta zona prácticamente es como un búnker. Los cristales y canceles están de 12 milímetros contra huracán. Hoy creo que tenemos una mejor arena que el año pasado, más robusta, más completa y viendo al futuro. Y lo mismo hemos aplicado en los hoteles”; explicó.

No solo los hoteles sufrieron enormes daños / Foto: Oswaldo Figueroa

A pesar de contar con varias aseguradoras, Rezvan recalcó que el esfuerzo económico fue mayúsculo, y aunque por ahora parece poco, al final se estima que todo quede en 230 millones de pesos.

“Como nuestra cobertura de seguro son los hoteles, centro de convenciones, centro de espectáculo y esta es una póliza separada, puedo decir que estamos entre 200-230 millones de pesos, aproximadamente. Ahorita vamos a terminar el torneo, pero faltan ciertas cosas (en la Arena). Hay detalles que tenemos que ir corrigiendo. Los elevadores me los entregaron el mismo día 25 de febrero. Entonces son temas que tenemos que ver”, dijo.

Hasta el momento todo en el AMT marcha de maravilla / Foto: AOswaldo Figueroa

“Entonces aquí yo estimo 230 millones de pesos. En el área de tirolesa fue un daño total de 40-45 millones de pesos y va a costar a levantarlo. Y los hoteles en general, yo creo que estamos hablando por encima de 100 millones de dólares, pero fácil. Estamos esperando el veredicto. Yo sé que hemos invertido más de 550 millones hasta la fecha de pesos en los hoteles, pero esto todavía falta mucho”, cerró.

La Arena GNP fue uno de los mayores retos del AMT / Foto: Oswaldo Figueroa

Poco a poco la empresa que dirige Seyed Rezvani se restablece. Invertir millones en la recuperación es primordial, en primera por los más de 2 mil familias que dependen de ellos, pero también porque desde la perspectiva del directivo, sus instalaciones forman parte de la historia de Acapulco.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí