Con la tecnología de Google Traductor

Mira

25, febrero 2024 - 6:00

┃ Juan Antonio Dávalos

Rodrigo Íñigo está cerca de conseguir la licencia UEFA. Cortesía Rodrigo Íñigo

Rodrigo Íñigo está cerca de conquistar el sueño europeo: conseguir la licencia UEFA Pro que le permitirá dirigir, sin ninguna restricción, a equipos del viejo continente.

TE RECOMENDAMOS: La Salernitana de Guillermo Ochoa perdió ante el Monza y sigue hundida en Serie A

Doce meses es lo que le resta para alcanzar el objetivo, mismo que ha significado horas de sacrificio porque tuvo que realizar un largo proceso para obtener las tres licencias previas que pide el organismo europeo.

Dicho sacrificio no sólo fue económico, también tuvo que cambiar el lugar de residencia porque dejó México para iniciar su preparación en España.

“Para poder sacar aquí la licencia se requiere de temporadas de trabajo con equipos desde infantil, juvenil y filiales, independientemente a la teoría. Cada licencia te permite entrenar en categoría inferiores, de acuerdo al nivel de licencia que tengas o al proceso que estés llevando, pues es la licencia que podrás usar y la categoría de edad a la que aspiras a entrenar”, describió en entrevista con ESTO.

“No es nada más el aula, no es entrar y tomar tus clases prácticas y llevar todas tus materias, tus asignaturas y aprobar y listo, tienes que llevar una temporada ininterrumpida de estar en categorías. Yo entrené mi primer año con un equipo de niños sub-8 y una categoría sub-16. El segundo año entrené con una categoría sub-19”, ahondó a manera de exponer la inversión de tiempo que se requiere para llegar a la élite.

RODRIGO ÍÑIGO INTERRUMPIÓ SU FORMACIÓN

Sus estudios se vieron interrumpidos cuando se le presentó la oportunidad de estar con Francisco Ayestarán en Portugal, y después formó parte del cuerpo técnico de Benjamín Mora en Malasia. Dicho trabajo no fue tomado en cuenta y su proceso para obtener la licencia Pro sufrió un leve retraso.

“Yo cuento con las tres primeras licencias y estoy en proceso para terminar la primera temporada de las dos que requiere el UEFA Pro. Es más complejo que en México, se requiere de mucho trabajo y de mucha inversión” admitió.

“Hoy, por ejemplo, estoy con un equipo en España de muchachos Sub-23, esto te da horas de trabajo, te da herramientas, te da diferentes contextos y yo sabía que eso era lo que quería y a lo que venía a España, a sacarme esta formación, que es larga, que es mucho tiempo, que son muchas horas de esfuerzo, de cambiar tu vida”, evaluó.

Y enfatizó: “Yo cambié mi vida estando en México para venir a instalarme con mi familia a España. Entonces muy contento y muy orgulloso del trabajo porque yo sé lo que cuesta y esto es muy largo y así lo estoy llevando con la total seguridad de que tomé el camino correcto”.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

DIRIGIR EN MÉXICO

Si bien es cierto su objetivo es dirigir en Europa, Íñigo no descarta la posibilidad de comandar un equipo de la Liga MX.

“Yo estoy claro en una cosa, que tienes que tener las maletas hechas, siempre se lo digo a mi mujer porque uno nunca sabe como entrenador donde vas a dirigir. Antes de terminar el curso, sé que tengo que estar listo para lo que pueda venir, estoy dispuesto a buscar una posibilidad para seguir mi camino aquí en Europa, pero también sé que en algún momento me encantaría poder trabajar y participar en un club en México porque es donde estuve siempre, es donde conocí todo lo que amo, mi pasión desde el futbol, donde pude vivir circunstancias distintas en diferentes equipos que jugué en México, entonces también tengo claro que en algún momento y algún día quiero trabajar y quiero entrenar algún equipo allá por supuesto”, cerró.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí