Con la tecnología de Google Traductor

12, febrero 2024 - 10:30

┃ Miguel Ángel Mujica

Iván Ochoa sabe que pueden ganarle al América, pero necesitan más que goles. Foto: Osvaldo Figueroa

Cinco derrotas ha sufrido América desde que André Jardine es técnico del equipo. FC Juárez, Atlético de San Luis, Nashville SC, Columbus Crew y Real Estelí, son los únicos que pueden presumir que han derrotado al campeón mexicano.

TE GUSTARÍA: André Jardine confía en avanzar en Concachampions: “Esperemos la mejor versión”

Es en el equipo nicaragüense que un mexicano vivió el último revés azulcrema con intensidad y pasión.

Iván Ochoa, uno de los hombres importantes en el mediocampo del club kamikaze, sabe que. Para vencer al América, se necesita más que sólo futbol, ellos volverán a entregar cuerpo y alma para avanzar a los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf.

“Lo primero que vemos, de parte del club, es que vamos a entregar todo, vamos a dejarlo todo, como en la ida, que no tenga duda la gente. Primeramente, eso, esperemos que nos acompañe el resultado. Estén o no estén los lesionados del América o sea como sea, con su respectivo cuidado y respeto, pero todo es 11 contra 11. Lo digo, nos vamos a entregar, Los aficionados se lo merecen, dejaremos el corazón por el equipo, por Nicaragua, tenemos que poner el nombre de Real Estelí en alto”, dijo orgulloso.

Recordó el encuentro de ida y lo calificó como una de las mejores noches en la historia del cuadro rojiblanco. “Nosotros pensando en ganar. Pero fue importante, lo comentamos, fue algo histórico para el club, orgullosos y felices, nos trazamos esa meta desde que sabíamos que era América, fue una felicidad inmensa, era parte de lo que conllevaba el partido, venían de pocas derrotas, creo que es un impacto mayor, el mérito fue demasiado”.

IVÁN OCHOA VOLVIÓ A AMAR EL FUTBOL CON EL REAL ESTELÍ

Las palabras del entrenador fueron de ánimo, pero no les permitió olvidar que falta un encuentro más.

“Mucha felicidad, el sentimiento fue grande, ver cómo nos respaldó la gente, nos sentimos felices y orgullosos, un resultado positivo. Pero sabemos que falta cerrar la llave. El profe nos felicitó por el esfuerzo, se notaron los compañeros exhaustos, esa sensación de que al final el gol, nos hubiera gustado traernos el resultado del 2-0, pero bueno, no se dio así”.

Que el juego de vuelta no sea en el Coloso de Santa Úrsula deja un sentimiento incompleto en el Estelí.

“Lo comentamos, es un sentimiento encontrado entre los compañeros, hay gente en el plantel que no había podido jugar ahí, que tenían la ilusión de hacerlo. De jugar en ese estadio, por lo que representa, por lo que es el Azteca. Quieras o no era un toque especial, motivación. Sabemos que es su casa, que se hacen sentir más, pero es una ventaja que sea en el Azul”.

Recalcó que las Águilas no ganarán con la camiseta ni con la valía de su escuadra. “Nosotros no lo vemos de esa manera, esto es futbol, dentro de la cancha es 11 contra 11, lo externo es otra situación, sabíamos que hay muchos factores. Pero nosotros estábamos tranquilos que era un par de partidos, estamos concentrados para un 11 contra 11”, sentenció el mexicano.

La carrera de Iván Ochoa lo ha llevado desde Pachuca a Zacatecas. También a León, la Ciudad de México e incluso Chile, pero perdió el amor por la pelota durante el camino. El nacido en Tampico, Tamaulipas, se volvió a sentir futbolista en el Real Estelí. El Tren del Norte siempre apostó por él, fue por eso la principal razón por la que decidió mudarse a tierras centroamericanas.

“Creo que lo que más me gustó es que se fijaron en mí, que me permitieron volver a sentirme parte del futbol, parte de jugador, volver a competir. Ya sabíamos que tenían la clasificación a Concacaf, no sabíamos el rival, pero después, en lo personal fue especial venir a jugar acá. Me buscaron, confiaron en mí y me siento pleno”.

Sabe que en México no es sencillo llegar a primera división para el futbolista nacional. “Es un tema en México, se ha tratado trabajar de mejor manera. Pero al final yo creo que no pasa por suerte, hay factores que no pasan por las manos de un jugador. Pero no creo que sea suerte, se ha demostrado que muchos mexicanos se han ganado su sitio y son grandes jugadores, solamente tocar ese punto, que debería haber más oportunidades para los mexicanos”.

Ve un crecimiento en tierras nicaragüenses. “No hay una gran diferencia, digo, a mí me ha tocado estar en México y lo he dicho, en Selecciones menores, malamente. A veces volteamos a ver para abajo al futbol de Centroamérica y eso está mal. Creo que no se puede generalizar en ese sentido, del lado del profe, un referente del club y del país, tiene sus méritos. Ha hecho las cosas bien, qué puedo decir, entiende el futbol, aunque nos enfrentemos a otro tipo de equipos, sabe y analiza perfecto, quiere plasmar lo que se entrenó en la semana”.

Los estadios son lo único distinto. “Pues llevo poco tiempo, tengo tres partidos, yo al llegar, al toparme con sorpresas en el buen sentido, hay talento, esfuerzo, lo que sí. La comparación con nosotros, México, con Centroamérica. Pues es diferente la infraestructura, pero se trabaja mucho, hay una mejora continua, somos un equipo que propone, es intenso, con calidad, se pueden hacer grandes cosas”, cerró

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí