Con la tecnología de Google Traductor

2, febrero 2024 - 15:47

┃ Álvaro Zaldaña

El Super Bowl se disputará entre dos grandes equipos en Las Vegas. FOTO: Reuters

“Las ofensivas ganan partidos, las defensivas campeonatos”. Una frase que constantemente se utiliza en gremio de la NFL y que ha sido sustentada en más de una ocasión con actuaciones emblemáticas como la de Pittsburgh y su “Cortina de acero en los 70’s, Chicago y los “Monstruos de Midway” en los 80’s o Seattle y la “Legión del Boom” en los 2010’s. Para el Super Bowl LVIII, Kansas City y San Francisco intentarán hacerse con el Vince Lombardi con su zona baja como su arma más letal, por más que hayan tenido algún tropiezo en los Playoffs.

TE RECOMENDAMOS: Pro Bowl: Baker Mayfield comandó la victoria de la NFC sobre la AFC

La defensiva de los Chiefs siempre estuvo en buen nivel durante la temporada, pero para los seguidores de la NFL ya es tan común su rendimiento que suele pasar desapercibido. Sin embargo, fue después de la semana de descanso y de perder en el juego inmediato contra Philadelphia donde dieron la cara de los actuales campeones.

Patrick Mahomes, Travis Kelce y compañía pasaron suplicios en la segunda parte de la campaña, al solamente ganar con bastante comodidad a Raiders en su visita a Las Vegas. Después de ellos, perdieron contra Green Bay, Buffalo y con los mismos Malosos en Arrowhead, donde la defensiva de los Chiefs los mantuvo a raya, pero entre fumbles y errores del ataque se llevaron el marcador adverso.

Inclusive contra los Chargers en la última semana de temporada regular se vieron inoperantes. Tuvo que llegar un regreso de fumble de 97 yardas de Mike Edwards y una notable actuación de Chris Jones para llevarse el encuentro.

La defensiva de Kansas City terminó como la segunda mejor de la temporada regular en las estadísticas generales, solamente por debajo de Baltimore. En 17 partidos, permitieron 294 puntos y 4,926 yardas, mientras provocaron 9 fumbles, 8 intercepciones y lograron 57 sacks a quarterbacks.

El gran cierre de la defensiva se trasladó al encuentro de Comodines contra Miami, donde limitaron a Tua Tagovailoa un touchdown en 20 de 39 pases completos. En Ronda Divisional tuvieron dificultades con Josh Allen en los primeros dos cuartos, pero después nada más permitieron 7 unidades.

Contra Baltimore en la antesala del Super Bowl la situación fue similar. Lamar Jackson sólo completó 20 de 37 pases y 54 yardas por tierra. Hicieron ver al equipo más regular de la campaña como uno más.

Sin embargo, si hay algo en lo que sufre la defensiva de Kansas City es con los acarreos. Son la número 17 de toda la NFL con 1925 yardas permitida y 10 TD. Justo en lo que San Francisco es una potencia con Christian McCaffrey. Y aunque se piense que Isiah Pacheco podría aplicar la misma estrategia, será complicado al ser los 49ers la tercera mejor en el rubro.

La zona baja de los de California es, por debajo de los Chiefs, la tercera mejor de la NFL. La diferencia principal en la estadística son los cuatro puntos más que han permitido con respecto a rival en el Super Bowl. Pero también les hicieron un total de 5,167 yardas y 30 anotaciones totales por 6 fumbles y 22 intercepciones. De hecho, San Francisco comparte el mayor número de robos por pase en temporada regular junto con Chicago.

Eso sí, a diferencia de Kansas City la defensa de los Niners ha venido a la baja en los Playoffs. Jordan Love fue capaz de anotarles 21 puntos y Aaron Jones les corrió hasta 108 yardas en 18 acarreos. En un solo intento el corredor de los Packers logró hasta 53.

Con Lions en el juego por el Campeonato de la NFC fue poco más de lo mismo. A mitad del encuentro perdían por 17 puntos, aunque gracias a Brock Purdy y sobre McCaffrey lograron superar el reto.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

De hecho, si San Francisco está en el Super Bowl es en buena parte por los errores de sus rivales. Green Bay falló un gol de campo crucial y sufrió una intercepción en el último cuarto. Mientras que Detroit dejó escapar un envió que ya había soltado Brando Aiyuk, y se la jugó dos veces en cuarta oportunidad cuando tenía prácticamente asegurados tres puntos.

El Super Bowl será la prueba final para dos de las mejores defensivas de la NFL y para saber si el tan famoso adagio del futbol americano se mantiene o, como en la edición anterior, la ofensiva es la que sobrepone.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí