Con la tecnología de Google Traductor

6, diciembre 2023 - 17:56

┃ Arturo Méndez

Arribaron a la Ciudad de México los Tigres de la Autónoma de Nuevo León. Foto: Luis Garduño

Concentrados y en silencio, con un solo objetivo en mente. Así llegó Tigres a la capital mexicana para hacer frente a Pumas en la semifinal de ida del Apertura 2023. Con un Robert Dante Siboldi reservado, pero sonriente, los felinos entraron por la parte lateral de su hotel al sur de la ciudad para iniciar su concentración un día antes del choque entre universitarios.

TE GUSTARÍA: “Tenemos que tener cuidado con el Chino Huerta”: Fernando Gorriarán

Tres camionetas blancas arribaron al lugar. Todas escotadas por elementos de la Policía de Tránsito de la CDMX, algo anormal para el actual monarca del certamen. El poderoso camión amarillo con las rayas azules características de la institución no apareció. Esta ocasión los regiomontanos optaron por ser sutiles.

Provenientes del Aeropuerto Internacional de Toluca, el conjunto campeón de la Liga MX no demoró mucho en cruzar la helada ciudad. El primero en descender fue Siboldi, al frente de sus muchachos saludó a los pocos medios de comunicación que acudieron a su arribo.

Aquel amargo episodio en el cual sufrió una dolorosa remontada siendo estratega de Cruz Azul en el Olímpico Universitario parece haber quedado atrás. Rafa Carioca, Diego Reyes, Nahuel Guzmán y compañía tomaron sus maletas y rápidamente se dirigieron a la entrada secundaria del que será su fortín de concentración por las próximas horas.

El cuerpo técnico del charrúa intercambió un par de saludos con la prensa y preguntó si el clima frío de 15 grados centígrados se mantendría hasta el día de mañana en Ciudad Universitaria. Las únicas ausencias en el grupo fueron las ya conocidas desde horas anteriores. André-Pierre Gignac, goleador de la institución y Luis Quiñones, extremo colombiano no viajaron con el resto del plantel.

El francés terminó el entrenamiento matutino en el Volcán y se marchó por su cuenta. Mientras sus compañeros tomaron el autobús que los transportó al aeropuerto en Monterrey. Por su parte, Quiñones fue evaluado el pasado martes por el cuerpo médico y se determinó que un desgarre en el muslo izquierdo lo privara de disputar la llave de semifinales.

Los Tigres no dieron explicación alguna sobre lo sucedido con el Bomboro, aunque todo apunta a que una molestia muscular es lo que aqueja al delantero. Por tal motivo Siboldi habría decidido no arriesgar y dejarlo recuperarse para la vuelta el suelo norteño.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí