Con la tecnología de Google Traductor

29, noviembre 2023 - 6:04

┃ Héctor Alfonso Morales

El 'Cuauh' confía en su América campeón. FOTOS: LUIS GARDUÑO

Cuauhtémoc Blanco, como gobernador de Morelos, llegó a un evento con empresarios en una camioneta negra y vidrios polarizados. Lo acompañaban pegajosos guaruras, quienes le ejercieron una marca personal, porque en la cancha pudo ser escurridizo, pero en la política, la soledad no es opción. En unos cuantos minutos, el Temo dio un discurso muy poco memorable en una fábrica recién inaugurada y, de repente, todo cambió. Recordó que es un americanista furibundo y que tiene fe en que el equipo de su vida, el América, será campeón en el Apertura 2023.

“Ojalá que se dé ese campeonato porque la gente es lo que está esperando, aunque como siempre he dicho, la Liguilla es la Liguilla. Recuerdo que con Veracruz llegamos de líderes (Apertura 2004) y el Pumas, que fue el último en llegar a los cuartos de final, nos eliminó”, advirtió.

No obstante la amargura del recuerdo, dijo que en este certamen, los azulcremas “tienen todo para ser campeones, sólo es concentración, dedicación como lo han venido haciendo”. Esas declaraciones las hizo mientras replicaba el mítico festejo con sus brazos en forma de flecha y posaba sonriente para las fotos que saldrán en el ESTO.

En cuanto vio la bufanda del América que aderezó las instantáneas, el rostro de Cuauhtémoc Blanco se suavizó. Sonrió como un adolescente enamorado cuando se la puso. Observó el escudo águila en la prenda, lo acarició y pegó a su pecho, justo en el lugar del corazón. No fue una coincidencia que lo pusiera en ese sitio, sino una declaración: su gran pasión por las Águilas está encendida, como siempre lo ha presumido.

Blanco es el americanismo contemporáneo hecho persona. Nadie lo ha olvidado. Su figura encorvada en el campo cuando era jugador y su inteligencia para herir con soberbia goleadora a los rivales sigue en el recuerdo colectivo de su amorosa tribu y también de quienes lo odiaron. Como el club de Coapa, siempre dividió opiniones. Su silueta polariza.

Hoy, el ídolo, como un predicador convencido de su evangelio, tiene fe más que nunca en su América de toda la vida. Le dice a los fieles azulcremas que, en la Liguilla del Apertura 2023, las “Águilas tienen todo” para sumar la estrella 14 de Liga Mx.

Cuau supo lo que es llegar a la gloria con el América. Alzó el título del Clausura 2005, con una generación que se ganó su lugar en la historia como un equipo que ganaba, gustaba y goleaba. ¿Pasará lo mismo con el equipo que comanda André Jardine desde el banquillo? A partir de esta semana, se sabrá la respuesta. Se definirá si las Águilas son capaces de encumbrarse en un certamen donde “se robaron” la fase regular, pero que aún no les da derecho a celebrar algo que presumir en sus vitrinas.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para lograr el ansiado cetro desde hace cinco años, América hoy cuenta con armas que son fácilmente reconocibles por Blanco. Julián Quiñones le parece uno de “los mejores jugadores”, mientras que a Henry Martín lo considera “un excelente delantero”, aunque se desmarcó de cualquier comparación con él: “cada quien tiene su época, cada quien tiene su trayectoria…”, sentencia.

Cuando terminó de hablar del América, Cuauhtémoc Blanco se desprendió, por fin, de la bufanda. Se alistó para regresar a su camioneta negra que ya lo esperaba. Los guaruras, quienes escucharon todas las declaraciones futboleras, se lo llevaron de prisa y lo siguieron cuidando de inicio a fin. ¿De qué lo protegían? Bueno, el chiste es que nunca se le despegaron, lo siguieron a donde quiera que fue, tal y como Blanco lleva orgulloso el americanismo al que tanto quiere y al que se quiere unir en los festejos de la estrella 14. El ídolo tiene fe en que así será.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí