Con la tecnología de Google Traductor

28, noviembre 2023 - 16:47

┃ Karen Morán

Alcaraz quiere ser uno de los mejores de la historia. FOTO: OSWALDO FIGUEROA

Desde que Carlos Alcaraz comenzó su carrera sabe perfecto que la única manera de conseguir sus objetivos es con cabeza, corazón  y cojones. Ese es el lema que le heredó su abuelo y es el mismo que lo ha llevado a levantar títulos y convertirse en uno de los mejores del mundo. Sin embargo, su meta no queda ahí. 

En su paso por México para la exhibición por el TennisFest, Alcaraz contó durante una convivencia con algunos aficionados, que por ahora va paso a paso. Pues lo que en realidad a lo que aspira es a convertirse en uno de los mejores de la historia.

“Lo que me motiva es seguir mejorando. Al final, un objetivo que tengo yo a largo plazo, a nivel profesional, es intentar ser uno de los mejores de la historia del tenis. Puede sonar muy ambicioso, arrogante. Pero al final hay que ponerse objetivos grandes y hay que soñar a lo grande, así que eso es lo que me mueve, lo que me motiva, que a pesar de que hayan baches lo que me hace levantarme y seguir dando lo mejor de mí”, dijo el español. 

Para lograr lo anterior, Carlitos trabaja día a día basado en su filosofía y confesó que de todo. Lo que más le cuesta es trabajar la mente, pues al final siempre debe intentar “tener la cabeza fría”. 

“Yo creo que la cabeza (le cuesta ejercitar más). Yo creo que la cabeza para mí es lo más complicado ahora mismo. Al final hay muchos momentos en los que pierdes un poco los papeles, te cabreas, te frustras, no piensas con claridad y eso te pasa factura. Las otras dos cosas yo creo que me salen natural”, señaló entre risas. 

Pero el objetivo de trascender en la historia del tenis no es el único de Alcaraz, pues el joven número dos del mundo también piensa a futuro en su vida personal, en la que también espera ser recordado como una gran persona. 

CRECER COMO PERSONA

“Afuera del tenis, afuera de lo profesional, quiero seguir creciendo como persona y cuando dentro de 10, 15, 20 años, mire atrás, piense que he sido una buena persona con todos, que, bueno, seguir transmitiendo buenos valores a la gente y dejar un buen legado en el mundo del tenis y, obviamente, para todo el mundo. Yo siempre digo que primero hay que ser persona y luego atleta. Así que yo creo que eso es lo que más me gustaría a nivel de futuro”; cerró. 

NO HAY PRESIÓN EN CARLOS ALCARAZ POR GANARLO TODO

 Si bien Carlos Alcaraz quiere convertirse en uno de los mejores tenistas de la historia, no se apresura por lograr sus objetivos, pues mientras unos quieren ganar todo en un año o un Golden Slam, él va paso a paso para ir sumando trofeos. 

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

“No podemos exigirnos más de la cuenta. Obviamente un objetivo para mí sería ganar el oro, ganar los Juegos Olímpicos o alguna medalla para mi país, que yo creo que es super especial. Y un objetivo para mí es intentar ganar uno de los cuatro (Grand Slam). Uno de los cuatro ahora mismo yo creo que es un buen objetivo. Si llegan a Australia, pues intentar luchar para que venga otro, pero yo creo que algún Master 1000 también. Así que ya habrá tiempo, si Dios quiere, para ponerme el objetivo de ganar los cuatro el mismo año”; comentó. 

Alcaraz va paso a paso y una de sus anclas es su familia. Pues independientemente de lo que pase en la cancha, el español de 20 años es consciente de que estar en casa siempre lo mantendrá con “los pies en la tierra.

“Bueno, hablando por mí, en el tenis, que al final es super exigente, siempre tiene que haber momentos de desconexión, de estar con tus amigos, con tu familia, tranquilo, en casa, y no pensar más allá que en disfrutar. Hay periodos en los que cuesta más que otros, pero yo creo que eso es lo más importante. A pesar también de que trabajo con una psicóloga  que me ayuda cuando estoy durante los torneos. En épocas de gira, a mantenerme fuerte y a mantenerme bien mentalmente”, señaló. 

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí