Con la tecnología de Google Traductor

21, noviembre 2023 - 8:51

┃ Josué Padilla Márquez

Tricolor sub 17 fue duramente eliminado del Mundial. FOTO: Mexsport

La Selección Mexicana volvió a sufrir un duro golpe. Esta vez con la goleada y eliminación de la Sub 17 en los octavos de final del Mundial de Indonesia a manos de Malí por un vergonzoso 5-0.

TE RECOMENDAMOS: ¡Piden que sea una fortaleza! Giménez y Lozano apelan al lleno en el Azteca

El Tricolor fue dominado de principio a fin y nunca encontró la forma de inquietar a los africanos. Tanto así que en las estadísticas finales México solamente tuvo 4 disparos, 2 de ellos al arco. Mientras que sus verdugos tiraron en 28 ocasiones y 13 de ellos a portería.

La posesión del 72% para Malí es otro reflejo de su absoluta superioridad contra los aztecas, así como los 662 pases que dieron por los 254 de los nacionales. En el único apartado donde México fue más es en las faltas cometidas con 10 por 5 del contrario.

El marcador se abrió a los nueve minutos con la autoría de Mahamoud Barry gracias a un disparo desde fuera del área. A partir de ese momento, las anotaciones cayeron como cascada sin que México pudiera meter siquiera las manos.

Barry consiguió su doblete al 13’. Ibrahim Diarra hizo el tercero al 15’, Kanaté de penal puso el cuarto al 37’. La manita se completó gracias a Ange Martial a los 50 minutos. Después del quinto gol, Malí se dedicó a pasear el balón ante unos jugadores tricolores superados física y mentalmente.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

La goleada recibida es una de las peores que la Selección Mexicana ha sufrido dentro de las Copas Mundiales de la especialidad, solamente superadas por el 7-0 contra la Unión Soviética en 1987 y el 1-6 contra Nigeria en 2013. Además, es la quinta ocasión que el Tricolor permite más de cuatro goles por parte de una selección africana en una justa de este tipo.

De esta manera, México terminó su participación en el Mundial Sub 17 de Indonesia. Primero que se celebró después de la pandemia y única competencia importante para las categorías varoniles menores, luego de que quedaron fuera del Mundial Sub 20 y de los Juegos Olímpicos de París 2024.