Con la tecnología de Google Traductor

Mira

28, junio 2023 - 14:55

┃ José Ángel Rueda / ENVIADO

Alejandra Cervantes aplaudió a la atleta cubana por su gesto / Foto: Luis Garduño

San Salvador.- La historia de la tiradora Alejandra Cervantes será una de las que más se recuerden en los Juegos Centroamericanos de San Salvador 2023. La deportista mexicana pasó en apenas unas horas de tener una medalla de bronce, a perderla, y luego recuperarla. Tras conquistar el tercer lugar en la prueba de pistola 10 metros aire, junto a sus compañeras Andrea Ibarra y Alejandra Zavala, en el 1-2-3 mexicano, por reglamento, su presea pasó a la cubana Laina Pérez, quien había finalizado en el cuarto lugar. La organización de los juegos no se dio cuenta de ese detalle y entregó el metal a Cervantes, para luego, quitárselo y dárselo a su rival. Una situación pocas veces vista.

Tal vez te interese: Miguel de Lara y nadador de Aruba firman el primer empate en la historia de los JCyC (VIDEO)

Afortunadamente para la mexicana, Pérez no la aceptó. En un acto de juego limpio, y le devolvió lo que era suyo. “La verdad es que es una gran persona y eso demuestra que los deportistas tenemos un buen espíritu. La humildad que tienen los deportistas, aquí es salir adelante por sus cosas, eso la verdad es que habló muy bien de ella, es una gran atleta”, dijo Cervantes, en entrevista con ESTO. “Fue un poco incómodo para las dos, ya fue todo el proceso. Sinceramente ahorita no estoy enfocándome en eso porque yo todavía tengo otra competencia en dos días. Ahorita sigo con mi proceso de entrenamiento y adaptación para la otra competencia”.

La tiradora mexicana explicó cómo se sintió cuando se enteró que debía devolver una medalla que ganó de manera justa en la línea de tiro. “Sentí un poco feo, pero algo ya me habían comentado, tampoco me quería clavar mucho en la situación, obviamente es el tema simbólico. Es un poquito de mala onda, porque obviamente uno se lo gana, y hace el esfuerzo, pero tampoco estaba muy enfocada en eso. Lo dejé pasar, ya todo el mundo está enfocado en lo suyo”, dijo.

La tiradora mexicana vive la experiencia con naturalidad, como algo que puede ocurrir en cualquier competencia. “Como que ahorita no dimensiono lo que pasó porque siento que no es algo muy grave, fue un error que pasó en la premiación, que no se dieron cuenta, yo recibí la medalla, y por protocolo del comité y reglas, no se pueden dar tres medallas a un mismo país, solamente es lo simbólico, pero México se llevó el tercer lugar, solamente la medalla se la otorgan a otro país. Como no hicieron el protocolo, por eso al día siguiente es que se hizo toda esta situación, porque hubo una equivocación, pero ya quedó todo bien, muy bien por parte de las dos, pero hay que seguir luchando porque todavía tenemos otra competencia”.

Desde que la competidora cubana le devolvió la medalla, Cervantes se ha convertido en una de las atletas más buscadas de la Villa. Aunque preferiría enfocarse en lo suyo, sabe que su experiencia puede servir para que no le pase a otros atletas. “Yo sé que ahorita es una tendencia y todo el mundo quiere saber la situación, porque tampoco se da a conocer el contexto, mucha gente habla por hablar o no entiende cómo es el proceso. No he visto comentarios, no he visto nada, tampoco quiero verlos por el momento, esto es algo que se vive en el deporte, siempre hay errores, siempre pasa algo, pero hay que tomarlo con la mejor actitud, hacer que esto no te pese y seguir adelante”.

TRABAJO EN EQUIPO

Lejos de la polémica, Cervantes disfruta la experiencia de sus segundos Juegos Centroamericanos. En Barranquilla 2018 la mexicana finalizó en el segundo lugar en la prueba por equipos.

“Me siento muy feliz porque al estar aquí hemos estado trabajando mucho con el equipo. En los entrenamientos vamos viendo cómo cada una va tirando y cómo rolarnos el estrés. Tenemos una gran convivencia, nos hemos unido mucho. Estábamos muy contentas. Cuando salgo de tirar, yo fui la última, y me dicen que ganamos medalla de oro por equipos, fue algo muy bonito porque en los pasados Juegos Centroamericanos había ganado la plata. El ganar la medalla es un orgullo porque todo el trabajo se ve reflejado aquí”, dijo.

Las sensaciones del primer día de competencias, donde México brilló tanto en lo individual como en el equipo, aún hacen vibrar a Cervantes. “Este es un deporte que mentalmente, si tú no lo controlas, te juega muy chueco, yo solo me enfocaba en hacerlo lo mejor por mí y por mi equipo. Esta medalla fue un orgullo para mí y saber que mis compañeras también ganaron me ponen muy feliz”

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

La sinergia generada junto a la experimentada Alejandra Zavala y la joven Andrea Ibarra es importante. “Acabó y mi instinto fue abrazarla, lloramos las tres, junto con mis entrenadores, eso está muy padre porque te deja mucha experiencia y ganas de seguir peleando, obviamente eso nos ayuda a las tres, para que nos apoyen, nos vean un poquito más. Que vean el esfuerzo que estamos haciendo aquí”.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí