Con la tecnología de Google Traductor

24, mayo 2023 - 6:03

┃ Karen Morán y Yael Rueda

Kevin Berlín lanzó Olimpiada café para reunir fondos rumbo a París 2024. FOTO: CORTESÍA Kevin Berlín

La inquietud, atrevimiento y amor por los deportes llevaron a Kevin Berlín a convertirse en un atleta de alto rendimiento. El futbol fue el primer acercamiento, pero cuando conoció la plataforma de clavados entendió que su destino estaba ahí. “Nunca le tuvo miedo a las alturas. Siempre fue bastante atrevido“, aseguró Lety Reyes, su madre, al contar la historia del clavadista que sueña con estar en sus segundos Juegos Olímpicos y se apoya en la venta Olimpiada café, el producto que recién sacó a la venta.

TE RECOMENDAMOS: 70 atletas en el abandono por decisión de Conade, ¿el pretexto? Conflicto FMN vs World Aquatics

“Desde que vio la plataforma se enamoró de ella”, y es que la disciplina que descubrió cerca de los siete años le ofrecía la oportunidad de “competir, eso es lo que él disfruta”. Su madre amaba ver a su hijo libre a través del deporte, aunque para ella era solo la forma de enseñarle valores, disciplina y diversión. “Nunca fue la idea que lo hiciera como profesión”, señaló.

El talento de Kevin lo llevó a ser considerado como uno de las promesas con proyección hacia el alto rendimiento. Los sacrificios comenzaron a llegar cuando el muchacho tenía 11 años. La familia tocó puertas para abrirle camino a Berlín, para ello tenía que salir de su natal Veracruz.

“Era un niño que estaba creciendo, no estaba en su mente separarse de su familia“. A pesar de ello, el sueño de ser clavadista era más grande y la familia tuvo que dividirse en dos frentes, “yo me fui a vivir con él en México y mi esposo se quedó en Veracruz”.

El sueño de Kevin Berlín se convirtió en el de toda su familia, finalmente, los involucró y todos trabajaron muy fuerte para lograrlo. “Gente de recursos no somos, pero lo hemos disfrutado. Nos ha dado madurez, a él como atleta, a nosotros como padres”.

Tras siete años y medio fuera de casa, Kevin Berlín ahora reside en Monterrey, donde entrena hasta el momento. Su familia no lo ha dejado. “Hemos tomado decisiones, si él quiere seguir en familia lo seguimos acompañando”.

Kevin Berlín siempre ha tenido el apoyo de u madre y toda su familia. CORTESÍA Lety Reyes

París 2024 está muy cerca, pero los conflictos y sacrificios no se detienen para llegar a la gloria. Hace varios meses, World Aquatics desconoció a Kiril Todorov como presidente de la Federación Mexicana de Natación, desde entonces, los deportes acuáticos se vieron afectados con la falta de apoyos económicos y cada uno de los deportistas ha buscado la forma de juntar los recursos para las competencias que comprenden el Ciclo Olímpico.

Kevin Berlín volvió a demostrar que no le tiene miedo a nada. Su familia, que el sueño es de todos. “No podemos sentarnos a llorar”. Para llegar a los Juegos Olímpicos apenas falta año y medio, por ello la familia Berlín Reyes tomó la decisión de emprender con Olimpiada Café, “nos la jugamos, siempre hemos tenido que tocar fondo y una más vale la pena”./YAEL RUEDA

“EL SUEÑO DE TODOS”, LOS SACRIFICIOS DE KEVIN BERLÍN Y SU FAMILIA HAN TRAÍDO RESULTADOS

Si Kevin Berlín pudiera hablar con el niño de siete años que se ilusionó con ir a  los Juegos Olímpicos, le diría que “sueñe. Que nunca deje de luchar aunque haya piedras en el camino y que siga por donde va, pues al final, todo vale la pena”, así lo confesó el clavadista en charla con ESTO, en la que además, aseguró que se ve en sus segundos Juegos Olímpicos, ahora en ambas pruebas, la individual y los sincronizados. 

Llegar hasta donde está se ha convertido en el “sueño de la familia” de Kevin, misma que ante la situación actual de los deportes acuáticos, se encargó de poner en marcha un negocio. Olimpiada Café, le nombraron, y aunque Kevin se concentra en entrenar, de la mano de su madre la venta va reuniendo los fondos necesarios para sacar los gastos diarios. 

“Como se sabe los deportes acuáticos estamos sin apoyo económico. Nos quedamos sin becas desde enero y pues justo empezamos con la venta del café, más que nada para solucionar el problema del día a día”, comenzó. 

“Mi mamá ha estado siempre conmigo, siempre ha estado para mí. La persona que soy hoy es gracias a ella, entonces mi mamá es la que está moviendo todo esto del negocio, ella está en Veracruz, yo estoy en Monterrey justo ella está allá por todo este tema del café”, continuó Berlín. 

Más allá de sustentar el proceso olímpico, Berlín es consciente de que su carrera deportiva como clavadista es muy corta, es  por ello que también emprendió con el café, pues a la larga lo proyecta como un sustento para él y su familia. 

“Ahora sí que nosotros no nos quedamos de brazos cruzados y la idea es emprender, emprender algo, un pequeño negocio e irlo creciendo. Sabemos que los clavados son un momento y que esto puede ser como el plan B, entonces estamos echándole ganas a la venta”, reiteró. 

Si bien Berlín ya llegó a los Juegos Olímpicos, como se lo propuso desde niño. Ahora el reto se ha convertido en uno más grande, pues la meta para París 2024 es regresar con una medalla o por qué no con dos, pues para esta edición peleará por llegar a la plataforma parisina en ambas pruebas. 

“Yo ya logré ir a mis primeros Juegos Olímpicos, que es lo que vengo soñando desde que era chiquito. Entonces, obviamente, mi familia ha estado ahí, mis papás están ahí, mi hermana ha estado ahí para mí. Me han acompañado, me han guiado por qué camino tomar”, dijo. 

“Y, claro, yo he tomado mis propias decisiones y he tenido que moverme de ciudad en ciudad. Soy originario de Veracruz, después estuve en Ciudad de México, fui a León, luego a Guadalajara.  Estuve también en Yucatán, y ahorita estoy en Monterrey. Creo que el sueño ya no es mío,  el sueño ya es de la familia y lo que queremos es una medalla. Una medalla olímpica”, remató./KAREN MORÁN

OLIMPIADA CAFÉ, UN PRODUCTO QUE REPRESENTA LOS ORÍGENES DE KEVIN BERLÍN

El orgullo de ser veracruzano llevó a Kevin Berlín a elegir un producto que lo ayude a costear lo que resta del proceso olímpico, pero también que lo representara, “es muy orgulloso del lugar donde nació, aseguró Lety Reyes, su mamá.

Una vez que decidieron un producto, la familia Berlín Reyes contactó a productores de Ixhuatlán, municipio ubicado al norte de Veracruz, con quienes trabajan en conjunto para llevar Café Olimpiada a las manos de todos los que quieren ayudar a costear el viaje al Campeonato de Mundo de Fukuoka, Japón.

“Todo su proceso es de manera artesanal. No tiene la gran maquinaria, todo es con sus tiempos y el café lo tienen ya. La cosecha que ya se tiene de esta temporada, la tienen empacada, descarapelada y seca. Conforme se les va pidiendo, ellos ponen a secar de nuevo, porque la zona es muy fresca y muy húmeda. Entonces la vuelven a poner a secar un día por lo menos y ya de ahí pasa a hacer el tueste y la vuelven a dejar a que esto se enfríe para empacarlo. Pero todo es manual”, explicó.

La respuesta de los aficionados fue impactante. Doña Lety agradeció el cariño por su hijo y aseguró que pensaban que las ventas solamente se harían “con la familia, las amistades, por WhatsApp, empezamos a ofrecerlo a nuestro espacio, a la redonda”.

“Me ha tenido bastante absorbida, se han contactado personas de diferentes estados para apoyarlo. Hay quienes dice; ‘seguiremos tomando café hasta el 2024’. Nos han dejado con el corazón conmovido”, dijo.

La madre Kevin Berlín se encarga del negocio

El café se puede encontrar molido o en grano y en paquetes de medio kilo y un kilo. Los costos, respectivamente, son de 170 y 340 pesos./YAEL RUEDA 

PARA KEVIN BERLÍN EL ‘NIÑO FLOJO’ QUEDÓ ATRÁS; TRABAJA POR LA MEDALLA OLÍMPICA

Kevin Berlín se volvió famoso tras conseguir la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, ahí tuvo el ‘tino’ de decir que era “flojo” y su carrera quedó marcada por dicho episodio, aunque en realidad, el clavadista mexicano ha trabajado desde muy joven para conseguir sus objetivos.

“Eso obviamente es pasado. Desde siempre he tenido la motivación y las ganas de seguir adelante. Me gustan los retos y cualquier reto que venga voy a darlo todo. Creo que las cosas a veces no son fáciles. Llegar a los Juegos Olímpicos no es una cosa fácil. Pero todo se puede y hoy en día quiero estar en París y sé que voy a estar”, dijo en charla con ESTO. 

Para llegar a París, Berlín primero tiene que conseguir su pase, es por eso que ya se concentra en Fukoka, allá espera conseguir las plazas que garanticen la presencia mexicana en los próximos Juegos Olímpicos. 

“Me siento muy feliz, emocionado por ir al Mundial en individual y en sincronizado. La idea y las ganas están en lograr una medalla y obviamente regresar con la plaza para París 2024. Claro que sí me veo en París. Sigo con el sueño de lograr la medalla olímpica. Ya pude ir a mis primeros Juegos Olímpicos. Sé que se puede y creo que no hay límites. El límite te lo pones tú”, cerró el clavadista mexicano. / KAREN MORÁN 

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace