Con la tecnología de Google Traductor

9, abril 2023 - 6:00

┃ Álvaro Zaldaña

Alejandro Jaimes, Comisionado de la LFA | Foto: Erik Estrella

Ser el dueño de un equipo deportivo es un sueño que muchos tienen, sin embargo, solamente pocos pueden lograrlo ante los exigentes requisitos donde siempre destacan las grandes sumas de dinero a invertir en ligas como la NFL, MLB o Liga MX, por decir algunos, aunque las puertas suelen estar abiertas en las instituciones que están en constante crecimiento, como es el caso de la Liga de Futbol Americano Profesional de México (LFA).

TE RECOMENDAMOS: Así marcha la LFA después de la primera parte de la temporada 2023, ¡Los Caudillos mandan!

En entrevista con ESTO, Alejandro Jaimes, comisionado de la LFA, señaló los detalles que se deben cumplir para tener un equipo en la liga más importante de futbol americano en México.

Por supuesto que antes que anda hay un pago, uno fuerte, al que se le describe como “derecho de afiliación”, y este ronda entre los 5 y 10 millones de pesos mexicanos pero hay mucho más. Por ejemplo, según Jaimes se debe contar con un estadio que tenga “capacidad de albergar al menos 5 mil espectadores que tenga todas las cualidades necesarias, es decir, vestidores, baños, estacionamiento para acceso público, alumbrado en caso de que se juegue de noche así un campo que esté en buenas condiciones”.

Además, el comisionado hace hincapié en que la ciudad sede debe tener una infraestructura hotelera, que desarrolle constantemente proyectos de turismo y un aeropuerto que pueda conectar con todos los vuelos de provenientes de donde tengan origen las diferentes franquicias de la liga.

La LFA ya ha tenido buenas y malas experiencias con diferentes empresarios, los que logran establecerse sin problema y los lo hace pero al poco tiempo terminan por congelar sus equipos, como es el caso hoy en día de Artilleros de Puebla, Condors de la Ciudad de México que hoy en día juegan como Gallos Negros de Querétaro, Osos de Toluca y Mayas de la Ciudad de México, este último no ha regresado desde 2019 con todo y que fueron los dos primeros campeones de la liga en 2016 y 2017.

Por eso, ahora Jaimes tiene bien identificado el perfil que se busca para formar parte de la LFA.

Tiene que demostrar que económicamente tiene la capacidad para solventar una temporada completa. Además, la liga realiza una investigación para revisar el origen de los recursos y que en ese sentido tengamos la tranquilidad de que son empresarios arraigados a la ciudad donde están. En el camino también hay una serie de entrevistas y pláticas previas que nos permite conocer mucho más acerca del entorno.”, declaró.

Asimismo, dijo que un requisito no indispensable pero sí deseable es que en la sede exista un programa de Liga Mayor, pues se busca que a la larga sea una costumbre tenerlos como semilleros y que el nivel de la liga crezca exponencialmente.

CIUDAD DE MÉXICO, LA SEDE MÁS COMPLICADA PARA LA LFA

Históricamente los equipos de cualquier disciplina que tienen como sede la Ciudad de México son un éxito deportivo y comercial, los ejemplos los marcan América, Cruz Azul o Pumas en la Liga MX o Diablos Rojos en la LMB, sin embargo, recientemente ha sido más complicado establecerse para los “nuevos” como los Capitanes de la NBA-G League o los que han estado por parte de la LFA, que actualmente son Mexicas y Reds.

Según Alejandro Jaimes, esto se debe a “la enorme diversidad de entretenimiento que existe en la capital. Hay tantas opciones de espectáculos deportivos o de otras ramas que es difícil entrar en el mercado”. Aunque también reconoció que falta trabajo en cuanto a la mercadotecnia, identidad y acercamiento con los aficionados locales. Algo que esperan corregir mientras la liga avance.

A LA NFL NO LE INTERESA LA LFA

Francisco Orozco, dueño de los Dinos de Saltillo y líder de los empresarios de equipo en la LFA, detalló a ESTO que la relación entre la liga mexicana y el máximo exponente en el deporte, la NFL, es “cordial” pero nada más, pues cada quien cuida sus intereses.

No tenemos relación comercial, ellos ven sus intereses y nosotros los nuestros, lo que hemos aprendido durante todo este tiempo es que tenemos que cuidar nuestra liga como ellos la suya. Nunca van a ver por nosotros, esa es la realidad, al final cada gorra que se vende, en este caso de mi equipo, es una gorra menos de un equipo de la NFL. No son nuestros aliados y tampoco nuestros enemigos, simplemente son otra empresa que existe a nivel mundial”, aseguró.

Sin embargo, es evidente que la liga mexicana poco a poco ha llamado la atención de las extranjeras. Hay un acuerdo de desarrollo con la Canadian Football League (CFL), y el cupo de extranjeros en la LFA ha aumentado a 12 para la actual campaña, algunos de esos lugares con ocupados por ex jugadores de NFL como Terrence Williams, ex Dallas Cowboys, Trevone Boykin, ex Seattle Seahawks y Eldrige Massington, ex de los New Orleans Saints.

Muchas veces se les hacía fácil decir ‘bueno voy a la LFA y yo estuve en NFL’ y pensaban que llegarían a atropellar y ganar fácil, pero no, Ellos se han sorprendido por el nivel, pensaban que en promedio iban a anotar 40 puntos y en realidad son de 18 a 22, igual con los jugadores que viene de Europa o de ligas norteamericanas de arena y demás, el nivel de la LFA es muy exigente”, cerró.

JUGADORES EX NFL PARA LA TEMPORADA 2022 DE LA LFA

Terrence Williams WR Galgos Dallas
Sentaviuos Jones WR Jefes Philadelphia y Kansas City
Trevone Boykin QB Galgos Seattle
Eldridge Massington WR Galgos New Orleans
Xavier Woodson-Luster LB Fundidores Oakland, Bills, Cleveland, Houston
Jeremy Johnson QB Caudillos NY Giants

REQUISITOS PARA TENER UN EQUIPO DE LFA

  • Pago de afiliación entre 5 y 10 millones de pesos
  • Tener un estadio con al menos 5 mil asientos de capacidad
  • Que el inmueble cuente con alumbrado, estacionamiento y vestidores
  • Que la ciudad sede tenga infraestructura hotelera y de turismo
  • Que la ciudad sede cuente con aeropuerto
  • Los empresarios deben de demostrar el origen de los recursos y solvencia
  • Que en la ciudad sede exista un proyecto de Liga Mayor (no indispensable)