Con la tecnología de Google Traductor

26, marzo 2023 - 19:13

┃ Rubén Beristáin

El Fan Id importante para entrar al duelo de México vs Jamaica. Foto_ Osvaldo Figueroa

Hubo innovación en el tema del Fan ID, se implementó algo distinto para que la entrada al estadio Azteca fuera sencilla y en orden en el partido entre la Selección Mexicana y Jamaica de la Nations League de Concacaf, pero al final resultó la misma historia de las últimas semanas. Un acceso lleno de caos y desesperación, que una vez más terminó con largas filas, y la decisión de desechar y ponerle pausa al nuevo sistema obligatorio para asistir a los recintos mexicanos.

TE GUSTARÍA: “¡Acevedo, Acevedo!”: El grito de la afición mexicana contra Guillermo Ochoa

La historia fue así en Santa Úrsula: todo comenzó con gratas sensaciones y con un acceso que sorprendió a propios y extraños. Tres horas antes del inicio del juego entre mexicanos y jamaicanos, en cuanto abrieron las puertas del Coloso, existió una idea novedosa. En los alrededores de la explanada de Tlalpan y también en el estacionamiento de la entrada de Insurgentes hubo decenas de ayudantes con la leyenda “Soporte Fan ID” para que los aficionados, metros antes de la entrada, pudiera ser registrado e incluso validar su boleto para que tuviera un acceso sin contratiempos. Para eso se le fue puesta una cinta en color verde, que daba la certeza que todo estaba en orden. Ya en los torniquetes había un apartado con el nombre “Acceso Rápido”, qué únicamente bastaba con mostrar la muñeca para tener un ingreso veloz rumbo a las gradas.

Ese ambiente se vivió por alrededor de un par de horas, pero conforme se acercaba el inicio del partido, todo comenzó a empeorar. Muchos aficionados, con su camiseta verde, ni siquiera se enteraron de que el Fan ID era obligatorio para poder entrar al Azteca. Así comenzó el caos. Incluido un registro fallido por la saturación de la red, qué impedía a los asistentes poder hacerlo. Los encargados de la revisión no se dieron abasto, eso fue imposible y de esa forma comenzaron las largas filas. Eso ocasionó el mismo problema y la organización optó por una entrada sin siquiera mostrar el registro. Eso sí, la pulsera verde siempre brilló y eso agilizó todo.

La innovación fue buena al principio, pero al final no ayudó del todo y terminó siendo inservible. El camino es el correcto, pero aún quedan muchas cosas por mejorar para que el aficionado pueda tener una buena experiencia en su visita a los estadios.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace