Con la tecnología de Google Traductor

18, febrero 2023 - 16:37

┃ Ivonne Almaraz

Se impuso dos goles a uno. Foto: @Feyenoord

Si la afición de la Evedivisie quería emociones, el cotejo entre el Feyenoord y el AZ Alkmaar no falló con el agónico 2-1 final. Las expectativas entre ambos clubes se cumplieron y el Stadion Feijenoord presenció uno de los duelos más cerrados, donde un autogol de Javairó Dilrosun puso en aprietos a los de casa, al tiempo que Alireza Jahanbakhsh igualó la pizarra en el cierre del primer tiempo. Finalmente, cuando parecía que no habría más y los puntos se terminarían por dividir, Marcus Holmgren se hizo presente y rescató el triunfo para los suyos.

TE GUSTARÍA: Jorge Sánchez sueña en grande: “Quiero ser campeón de la Champions”

El atacante mexicano, Santiago Giménez, inició de titular y disputó los 90 minutos del cotejo, donde buscó la manera de pelear el segundo tanto que le diera el triunfo a los suyos, pero desafortunadamente no lo consiguió.

La exigencia era para el cuadro visitante. Por lo que apenas rodó la pelota, se volcó al frente. Jesper Karlsson fue el primero en tocar a puerta. Un disparo desde la media y Timon Wellenreuther se puso a trabajar. El guardameta le dio buena lectura y con el puño logró cortar el peligro. La presión del AZ se elevó y fue ahí que en un tiro de esquina celebraron el primero. El esférico voló en dirección al corazón del área y Javairó Dilrosun saltó para desviarlo, sin embargo, dicha acción le cobró factura y terminó por anotar en su propia puerta.Quilindschy Hartman no pudo ocultar su sentir y apenas vio el gol en contra se llevó las manos a la cabeza en reacción de sorpresa.

Después de eso, los locales buscaron el empate, aunque poco pudieron hacer. Santiago Giménez no desistió y en un balón parado puso a los presentes de pie. Su tiro parecía que entraría en la parte más alta y rozando la portería, pero salió por enigma del travesaño.

En otra oportunidad, el canterano de Cruz Azul buscó la pelota en el aire para un remate de cabeza, pero no alcanzó a conectar.

Poco a poco la intensidad se elevó cerca de la recta final de la primera parte y el número 29 se llevó el cartón amarillo.

Con el marcador en contra y las ganas de irse a los vestidores con la pizarra en unos, Oussama Idrissi recibió la pelota desde atrás desbordó desde su banda, se acercó al área y mandó un centro que Alireza Jahanbakhsh alcanzó a conectar y con un remate de cabeza equilibró la balanza.

En la segunda parte nada cambió. Las dos plantillas no querían soltar la pelota y la mayor parte del juego se trabó en la media, por lo que Arne Slot y Pascal Jansen entraron al quite para mover sus piezas en busca de una reacción, aunque la estrategia solamente le funcionó al timonel de los locales.

El Feyenoord tomó el control, se adueñó de las acciones y con una fuerte claridad se quedó en el área de los de azul. Un tiro de esquina desde la derecha y la defensa del AZ pudo sacar la pelota del área, pero no vieron a Marcus Holmgren, que sin dudar bajó la redonda con el pecho, se acomodó y con un zurdaz.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí