Con la tecnología de Google Traductor

5, febrero 2023 - 20:38

┃ Jorge Briones

El tenista mexicano ha sido catalogado como el 'Judas' por sus colegas / Foto: Oswaldo Figueroa

A sus 33 años y luego de una suspensión por dopaje, César el “Tiburón” Ramírez tiene claro que está en su último aire como tenista profesional.

Tal vez te interese: Presidente de la FMT dio su postura sobre las diferencias en Copa Davis: “Estamos abiertos al diálogo”

El veracruzano volvió al equipo nacional de Copa Davis luego de casi 10 años de ausencia, y lo hizo pese a generar una inconformidad con sus amigos y colegas que decidieron boicotear la serie ante China Taipéi.

Los ochos jugadores que se ausentaron por problemas con la Federación Mexicana de Tenis (FMT) le reclamaron al “Tiburón” por su postura, aunque éste les explicó que no puede permitirse otro veto luego del episodio que tuvo en 2014.

“Estuve en contacto con los jugadores y les dije que ya estuve en ese papel, varios seleccionados decidimos hacer algo parecido, y me costó la cabeza cuatro años. Siendo el número uno del país no tuve una convocatoria más derivado de esa carta”, comentó César haciendo referencia a la solicitud que hizo en una serie que se disputó en Puebla frente a Perú.

“Estoy en una etapa distinta, no puedo permitirme un veto por estar en contra de la Federación. Para mí siempre ha sido un orgullo representar a mi país. Seguro que se pueden hacer las cosas mejor, que debe haber más apoyos y comunicación, a veces es triste no jugar con los mejores jugadores”, añadió en plática con ESTO.

El “Tiburón” reiteró en más de una oportunidad que “no me podía dar el lujo de que me pudieran vetar”, además de precisar cuál ha sido la reacción del resto de los jugadores implicados como Santiago González, Miguel Ángel Reyes-Varela y compañía: “Obviamente, entre bromas me llaman el judas (risas). Que les salvé el pellejo (a la Federación), pero no, la verdad es que disfruté mucho jugar para la gente”.

“Si realmente estuviéramos todos unidos sería distinto, y no es el caso. La realidad es que hay gente que ve por sus intereses personales y no realmente por el tenis mexicano. Es complicado para la FMT y también para nosotros los jugadores. No es la manera ni los modos cuando se trata de defender los colores patrios, pero tampoco es fácil criticar a federativos y jugadores cuando estás en medio de las dos partes”, finalizó el actual número 1,220 del mundo.

Alan Rubio no cedió ante la presión

A diferencia del “sentimiento de traición” que sintieron los principales tenistas del país con César Ramírez al no seguirlos en sus intenciones por boicotear la serie de Copa Davis en Metepec, con Alan Fernando Rubio no hubo esa sensación.

En el caso del jugador oriundo de Hermosillo, siempre dejó en claro su postura de representar al país independientemente de las diferencias con la Federación Mexicana de Tenis.

“Yo quería representar al país, ese era mi interés. No soy un jugador con mucha experiencia jugando la Copa Davis y quería esa oportunidad. No podía desaprovecharla. Mi postura siempre fue jugar la serie, no entré en negociaciones, era una buena oportunidad para mí”, reconoció el jugador de 24 años.

Alan Rubio espera que las condiciones puedan mejorar para el futuro: “Deberá haber mejor comunicación, eso es lo principal. Que más me gustaría que estuvieran todos los mejores jugadores, pero en esta ocasión no se pudo. En mi caso vine a dar lo mejor de mí”.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí