Con la tecnología de Google Traductor

Mira

7, octubre 2022 - 15:40

┃ Arturo Méndez

Un policía argentino le disparó a un camarógrafo. | Foto: Captura

Algo que debe dejar de suceder. La violencia en el fútbol son noticias que a nadie le gusta dar, mucho menos cuando hay victimas que lamentar por lo sucedido dentro y fuera de los estadios. En el duelo entre Gimnasia y Boca Juniors fue suspendido el jueves pasado por la violencia que se suscito entre los aficionados de ambos equipos, aunque el desorden no paró en las gradas, se trasladó a las afueras del inmueble.

Te recomendamos: ¿Jürguen Damm para presidente de México? Así se candidateó el americanista

En las afueras del estadio Juan Carmelo Zerillo se suscitaron actos lamentables de violencia, todo llego hasta el grado de que un policía argentino le disparó con una bala de goma a un camarografo de la televisora TyC Sports, en un noticiero que se estaba transmitiendo en vivo para la televisión argentina.

El vídeo del incidente rápidamente le dio la vuelta al mundo y volverse una nota viral además de lo sucedido dentro del estadio.

Fernando Rivero, quien fue el camarógrafo agredido estaba grabando a los policías que se encontraban tratando de controlar a la afición del Gimnasia con pistolas de aire comprimido y gas lacrimógeno, en ese momento se observó como uno de los uniformados disparó contra Rivero.

Acto seguido solamente se observa como la toma de la cámara va cayendo y Fernando se desploma en el piso.

“Lo mide, a mi no me gustan las malas palabras, pero es un hijo de puta. Mira cómo salta la valla y le da, le da a alguien que está laborando, porque sabe que está laborando. Hay veces que los policías pueden decir que se pueden confundir, pero lo están viendo con la cámara”, indicó uno de los comentaristas del programa donde se estaba transmitiendo el vídeo.

Hasta el momento no se han dado más detalles del estado de salud del camarógrafo, pero pronto se espera que la televisora se pronuncie y saber si levantaran una denuncia.

Se reportó una persona fallecida

Los actos violentos entre los aficionados de Gimnasia y Boca Juniors dejaron hasta el momento en reportes oficiales una persona fallecida, la policía informó que César Regueiro de 56 años de edad falleció de un infarto al momento de ser trasladado al hospital.

“El fallecimiento se produjo por una muerte súbita. Llegó hasta el hospital San Martín, intentaron reanimarlo sin éxito. Tenía antecedentes cardíacos. Dejaba el estadio, se descompensó y murió. La confirmación de la causa de la muerte surge de la revisación médica posterior”, dijo Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí