Con la tecnología de Google Traductor

Mira

4, octubre 2022 - 12:21

┃ Yael Rueda

Andrés Lillini fue cesado de Pumas / Foto: Mexsport

El proyecto de Pumas ha tomado un rumbo nuevo. La directiva encabezada por Leopoldo Silva tomó la decisión de cesar a Andrés Lillini, el director técnico que tomó el timón auriazul en un momento en el que parecía que nadie lo haría, justo cuando Míchel González dejó el club a la deriva.

Tal vez te interese: El mensaje de adiós de Andrés Lillini a la afición universitaria: “Gracias a todos por el apoyo incondicional”

“Decidí ir a Pumas cuando hablé con Rodrigo Ares y me convenció de unas posibilidades, entendí que un año más tarde la situación se había estancado, y cuando uno se va tan lejos intentas que sea para progresar. 

“No fue una decisión que tomase a la ligera. Tengo 57 años y suelo ser bastante reflexivo y creo que era momento de dejar el equipo a pesar de que siempre me he sentido muy bien ahí, pero la situación personal no me satisfacía”, dijo el entrenador ibérico para TUDN tras su salida del club apenas unos días antes de que iniciara el Apertura 2020.

Ante el complicado momento, la dirigencia del club que en ese momento tenía en Chucho Ramírez a su vicepresidente deportivo, comenzó a moverse rápidamente para conseguir un director técnico que tomara el timón auriazul.

El candidato favorito era Jaime Lozano, sin embargo, la cercanía de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 evitaron su llegada. También se sondeó la posibilidad de tener otro ex jugador felino como Christian Ramírez o Bruno Marioni, siendo éste último el que había tomado la delantera.

A pesar de todo, la determinación final fue poner a Andrés Lillini como entrenador interino, algo que sorprendió ante la nula experiencia del argentino en los banquillos, no por falta de preparación, sino porque toda su carrera había ocupado puestos encargados de las fuerzas básicas y solo una vez fue auxiliar técnico.

La sorpresa fue positiva para los jugadores de Pumas y para los propios seguidores. El equipo llegó hasta la final del futbol mexicano, y aunque cayó, Lillini se ganó su oportunidad de mantenerse al frente de la institución. Con un plantel relativamente limitado logró pelear hasta las últimas consecuencias.

Andrés Lillini también clasificó a la fase final en el Apertura 2021 y en el Clausura 2022, quedándose en semifinales y repechaje, respectivamente.

Probablemente su mayor ‘pecado’ fue la Liga de Campeones de Concacaf, donde cayó derrotado en la final ante Seattle Sounders, terminando así con la racha de la Liga MX que no perdía el torneo de la región desde 2005, cuando los auriazules cayeron en la final ante el Saprissa.

La gota que derramó el vaso fue en el Apertura 2022, cuando por primera vez en muchos años, Pumas hizo un gran esfuerzo para reforzarse con elementos de calidad como Dani Alves, Eduardo Salvio o Gustavo del Prete, sin embargo, quedaron eliminados dos fechas antes de la conclusión de la temporada regular.

“No, no se me pasó por la cabeza renunciar, tampoco soy un ignorante, un desalmado, ni un mercenario. No se me pasa por la cabeza porque no puedo dejar este grupo a la deriva, lo más fácil sería decir ‘chao, gracias por todo’ y poner a mucha gente contenta de que venga otro entrenador”, mencionó hace algunas semanas, un momento en el que ya se veía venir el fracaso felino.

A pesar de todo el esfuerzo de Andrés Lillini y de llegar lejos con una plantilla relativamente limitada, el equipo auriazul decidió cortar la relación con un director técnico que se arriesgó y se atrevió cuando nadie más quería tomar a Pumas, un estratega que volvió a llenar de ilusión a los aficionados del club.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí