Con la tecnología de Google Traductor

Mira

30, septiembre 2022 - 23:10

┃ Abril Villegas

Pumas no pudieron cerrar con una victoria. Foto: Cristian Chávez | mexsport

Lo que empezó como un cuento de hadas fue transformándose y acabó en pesadilla. Pumas es la decepción del torneo. No es para menos. Los auriazules ficharon a Eduardo Salvio, Gustavo del Prete y rompieron el mercado mediático con Dani Alves. Todos imaginaron u torneo de ensueño, el ego de sus aficionados creció y hablaron de pelear por el título. Cualquier otra cosa era fracaso para ellos. La realidad fue distinta.

TE GUSTARÍA: América, superlíder: Las Águilas derrotaron al Puebla en el Cuauhtémoc

El cuadro universitario quedó eliminado una semana antes y en la última fecha no rescataron ni el orgullo. FC Juárez se aprovechó de un equipo desarticulado, cabizbajo y que horas antes tuvieron un pequeño conflicto en redes sociales con Dani Alves luego de dar un diagnóstico erróneo de su estado de salud. El 3-1 en la frontera confirmó el adiós de Pumas. El equipo felino está de vacaciones mucho antes de lo esperado. Los Bravos se ubican momentáneamente en repesca en espera de que sus perseguidores caigan y no los saquen de esa zona.

El juego tuvo un vaivén de emociones, todas en el primer tiempo. Pumas entró adormilado. Jesús Dueñas le sacó lumbre a un balón que le puso Alan Medina con un pase de tacón, el esférico se le escabulló a Julio González y terminó en la red. Los universitarios tuvieron que remar contracorriente demasiado rápido.

La losa era y fue pesada. La historia pudo cambiar tras un golpe de Francisco Nevarez a César Huerta, la tarjeta roja merodeó el ambiente, pero se quedó en amarilla.

FC Juárez se desconcentró, dejó que Pumas se les encimara y llegó el empate. Diogo aprovechó un rebote de Alfredo Talavera para empujar el balón a la red. En esa jugada Bravos perdió por lesión a Emiliano Velázquez.

El panorama se les esclareció a los universitarios, pero antes de ir al descanso Gabriel Fernández recuperó la ventaja para los locales.

Pumas tuvo un tiempo para revertir la situación, lo intento, uso todas sus armas, pero no derribaron el muro fronterizo. Nicolás Freire reclamó en la agonía del juego y recibió la tarjeta roja.
Bravos aprovechó el elemento de más, armaron un contragolpe y Alan Medina redondeó su noche con el tanto definitivo. Ese fue el colofón de Pumas en el torneo.

La pesadilla terminó. Pumas tiene varias semanas para planear el siguiente año. La continuidad de Andrés Lillini quedó en el aire.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí