4, julio 2022 - 15:46

┃ Juan Antonio Dávalos

Bonifacio-Núñez

JUAN DÁVALOS 

FOTO | MEXSPORT

Bonifacio Núñez aceptó que Armando Archundia, actual presidente de la Comisión de Árbitros, tendrá un duro trabajo en busca de que el arbitraje mexicano deje la crisis en la que se encuentra. Núñez Vega comentó que Archundia tiene la capacidad y el conocimiento suficiente para darle seguimiento a los silbantes y que puedan tener un mejor rendimiento en un futuro cercano.

TE PUEDE INTERESAR: Adalid Maganda asegura que Armando Archundia no triunfará si no lleva a su equipo a la Comisión

“Hacer un árbitro de primera división o profesional se requiere tiempo, se tiene que hacer una selección adecuada para saber si tienen vocación o no la tiene, habría que trabajar mucho en el aula y en la cancha pero siempre con un seguimiento adecuado para ver si hay actitud, si tiene atributos para seguir en el arbitraje profesional”.

Recordó que el presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Yon de Luisa, alabó el trabajo que hizo Arturo Brizio al frente de la Comisión de Árbitros, lo que podría complicar la labor de Archundia Téllez.

“Según el presidente de la Federación, Arturo tuvo muchos logros porque hubo mejoras en la infraestructura deportiva y digital en la Comisión, iniciativas orientadas al crecimiento y bienestar de los árbitros, la formación psicológica, la contratación de un fisioterapeuta para la Comisión, en fin, son nueve puntos que dio el directivo y por eso la bandera está alta para Armando”.

TE PUEDE INTERESAR: ‘Piojo Herrera’ explota contra arbitraje; asegura le echaron a perder el juego

“Lo primero tendrá que hacer es una limpia, sobre todo en la cuestión administrativa. Tengo entendido que ya dieron de baja a tres árbitros que no cumplieron con las expectativa, pero hay otros silbantes que definitivamente no funcionan como Eduardo Galván quien tiene 16 torneos, en 10 de ellos no ha participado en Liguilla y sólo a arbitrado en tres ocasiones en fase final y pienso ¿tanto tiempo sin dar resultados?”.

“Otro es (Óscar) Mejía quien tiene 12 torneos en la Primera División y sólo ha actuado en una Liguilla y fue en cuartos de final, entonces es cuando te das cuenta que tiene que haber una limpia en toda la Comisión”.
“Archundia dice que se preparó para ese puesto, entonces habrá que entrarle al toro y hacer un buen trabajo”, sentenció.

EXISTE UNA CRISIS EN EL ARBITRAJE MEXICANO 

El exárbitro internacional mexicano, Bonifacio Núñez, aceptó que existe una crisis profunda en el arbitraje mexicano y que la misma se ve reflejada en el mal trabajo de los silbantes durante los partidos de la Liga MX.

TE RECOMENDAMOS: ‘Piojo Herrera’ explota contra arbitraje; asegura le echaron a perder el juego

Sólo este fin de semana, se dieron varias pifias que influyeron en el resultado final de algunos encuentros, como sucedió en un jalón de playera de Félix Torres en contra de Rodolfo Pizarro durante el choque entre Santos ante Monterrey.

A pesar de que el central Jorge Antonio Pérez Durán revisó la jugada en el VAR, no marcó la falta dentro del área al considerar que el jugador de los Rayados también cometió una infracción en contra del defensor del cuadro lagunero.

Núñez Vega reconoció que se comenterán más errores durante las 16 jornadas que restan de la fase regular y en la Liguilla, ya que los nazarenos no están bien capacitados.

“Desafortunada y tristemente tenemos que reconocer que hay crisis pero no es de un año para acá, es de muchos años atrás. Son más de 20 años que el arbitraje ha venido a menos en todos los aspectos, el problema es que tampoco hay instructores en el mundo como los teníamos nosotros en el pasado”.

“A los árbitros mexicanos les han traido más de una veintena de instructores y pareciera que no trascienden, que pasan de noche”, dijo.

Bonifacio Núñez, quien brilló por su particular estilo en la década de los 80 y 90, indicó que el problema surgió a raíz de que Arturo Yamasaki dejó la Comisión de Árbitros ya que la empezaron a dirigir directivos que no tenían experiencia dentro de la cancha como Aarón Padilla, Rafael Mancilla y Héctor González Iñárritu, antes de que llegara Arturo Brizio.

“La instrucción, la capacitación y el seguimiento vino a menos porque hace más de 20 años, cuando sale Yamasaki, ponen al frente de la Comisión a personas que no sabían ni entendían lo que era la infraestructura arbitral en México”.

“Pensaron que era el departamento de intendencia y que con trapeadores y escobas iban a conducir el arbitraje mexicano y no es así. Se aprovecharon los árbitros que estaban en ese entonces e hicieron una camarilla donde entraron los cuates de los cuates”.

“Al llegar esas personas se quedó gente que no tenían los atributos para ser instructores, por eso vemos tanta incapacidad y, por consiguiente, se le ha quitado credibilidad al arbitraje. Con la llegada del VAR, puso más en evidencia la ineptitud y la incapacidad en cuando a una conducción de un partido, independientemente de que las reglas de juego han cooperado para que el arbitraje esté en boca de todos”.

El exsilbante ve complicado el futuro del arbitraje mexicano: “será un torneo difícil, no creo que de un día para otro se vaya a componer porque no hay esa capacitación, esa labor en el aula, no hay seguimiento, no hay trabajos individuales, se necesita muchísimo trabajo porque hacer un árbitro no es hacer un bolillo o un panqué”, cerró.

 

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast ?