Con la tecnología de Google Traductor

PARÍS 2024

22, marzo 2022 - 19:10

┃ Yael Rueda

Lia Thomas

YAEL RUEDA

Foto: JOSEPH PREZIOSO / AFP

Uno de los casos que mayor polémica ha generado recientemente en el mundo del deporte es el de la nadadora Lia Thomas, quien recientemente ganó una competencia y provocó una serie de comentarios, incluso de sus contrincantes.

Tal vez te interese:

Al respecto, el atleta costarricense Bradley Johnston aseguró que el deporte tiene una deuda histórica con la comunidad LGBT+, además de considerar que el deporte femenino también se ha encontrado con múltiples obstáculos para llegar a tener mayor equidad.

El deportista conversó con el diario La Nación acerca de la polémica de la nadadora que ganó en los campeonatos universitarios de Estados Unidos y explicó que en general, los deportes están cargados de discriminación y estigmas.

“El deporte tiene una deuda histórica con la comunidad LGBTIQ+. Es un grupo poblacional importante que ha tenido que buscar otros espacios para desenvolverse en sociedad y mostrar sus capacidades. El respeto a la identidad de género es un paso adelante para invitar más personas a la mesa y no un intento de reemplazar unas por otras, sino que la mesa se ha hecho más grande con cabida para todos y todas”, aseguro.

Consultado sobre la reacción de la triatleta Laura Mata, quien publicó en sus redes sociales que el deporte femenino no debe ser un plan de reserva para “deportistas masculinos fracasados”, el tico hizo una reflexión.

Nadie decide ser trans solo para ganar en el deporte. Ese proceso viene cargado de muchísimo peso en una sociedad como la de hoy, donde hay muchos comentarios en contra, los cuales vienen cargados de un gran desconocimiento de lo que viven las personas trans día a día”, comentó Johnston.

Explicó que no debería ser alarmante el triunfo de una deportista trans, como tampoco lo han sido sus derrotas.

“No debe ser el caso que suene las alarmas por un resultado importante de un deportista trans, me parece que están tratando de buscar enemigos que no lo son. Por ejemplo, en las olimpiadas pasadas de Tokio 2020 la atleta trans Laurel Hubbard participó en levantamiento de pesas y no ganó, pero eso no fue noticia. Cuando pierden las personas no arman un alboroto”, expresó.

Mencionó cuáles sí son las diferencias para que un atleta pueda o no triunfar en su deporte, incluyéndose cuestiones socioeconómicas, a su juicio.

“En el deporte nunca se compite en igualdad de condiciones, ya que no hay dos cuerpos iguales. Las condiciones socioeconómicas de las personas y atletas son distintas y el acceso a la preparación de calidad es diferente, dependiendo de la comunidad en donde se vive”, dijo Johnston.

“Basta comparar las condiciones en las que entrenábamos y competimos los atletas costarricenses hace 15 años con los accesos a equipos multidisciplinarios con los que contamos hoy en día (al menos en la GAM) o la situación que viven los atletas en Limón, hasta donde los asaltan. Lo que sí es igual es la lucha que vemos en deportistas, sus aspiraciones, esfuerzo por superarse día a día y el liderazgo en sus comunidades”, sentenció.

?Escucha nuestro podcast?