Con la tecnología de Google Traductor

Mira

14, febrero 2022 - 15:32

┃ José Ángel Rueda

Super Bowl (1)

Foto: Valerie Macon | AFP

El Super Bowl de Los Ángeles, en el espectacular SoFi Stadium, ya es parte de la historia. A partir de ahora, la NFL pone su mira en Glendale, Arizona. Será el State Farm Stadium el encargado de darle vida al partido más importante de la campaña 2022 y que representará su edición LVII.

Tal vez te interese: “Aaron Donald fue capaz de terminarlo”: Sean McVay

El desierto de Arizona tiene tradición celebrando el Super Bowl. Esta será la cuarta ocasión que el estado de sur de los Estados Unidos albergue el gran juego. Y la tercera que el estadio de la Universidad de Phoenix ponga su bello y moderno diseño como escenario.

La primera vez que el Super Bowl se disputó en Arizona fue en la temporada 1995, en el Sun Devil Stadium, en la ciudad de Tempe. Posteriormente, el gran juego volvió en el 2008, ya con un estadio nuevo.

El ahora conocido como el State Farm Stadium fue inaugurado en el 2006 y como lo marca la regla recibió el Super Bowl para la temporada 2007. Ahí los Giants dieron una de las mayores sorpresas de los últimos años tras derrotar a los Patriots.

A partir de entonces Arizona se convirtió en un organizador recurrente. Fue la casa del Super Bowl XLIX, en la temporada 2014, donde los Patriots derrotaron a los Seahawks con la dramática intercepción de Michael Butler.

Esta, la del próximo año, será la cuarta gran cita que se libre en el desierto. En ese estadio con capacidad para 63,400 espectadores y que tuvo una inversión de 455 millones de dólares. Su diseño parece una nave espacial, y aunque es techado, puede abrirse cuando el clima lo permite.

Hasta el momento, la NFL ha decidido que el Super Bowl del 2023 se juegue en Las Vegas, en el nuevo Allegiant Stadium, mientras que en el 2024 volverá a Nueva Orleans, un estado muy acostumbrado a esta clase de eventos.

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí