12, febrero 2022 - 14:39

┃ José Ángel Rueda

Analista de los Rams habló del proyecto del equipo en Los Ángeles

José Ángel Rueda | ENVIADO FOTO: José Ángel Rueda | ESTO La historia de los Rams está poderosamente ligada con Los Ángeles. Aunque el recuerdo más cercano los coloca en San Luis, los denominados Carneros habitaron el sur de California por casi cinco décadas, para luego partir más al norte, al estado de Missouri. A pesar de que en el 2016 su regreso a la ciudad de que los vio crecer representó un punto de inflexión en su identidad, no ha sido fácil para los Rams recuperar ese vínculo con su afición, aunque este domingo tienen una buena oportunidad para hacerlo. TE RECOMENDAMOS: Super Bowl: Sean McVay, emocionado por el duelo entre Rams y Bengals El tema, en Los Ángeles, casa del Super Bowl LVI, es recurrente. Hace algunas semanas, en la última fecha de la campaña regular, las críticas se agolparon contra los aficionados. En el partido ante los 49ers las gradas del SoFi Stadium se pintaron de rojo, en una franca mayoría que alimentó los cuestionamientos sobre el interés que generan los Rams en la ciudad. La semana del Super Bowl va en el mismo sentido. En las calles el ambiente de cara al gran duelo tardó en encenderse, aunque poco a poco se puede notar que más aficionados salen a las calles con sus playeras azules y amarillas. Ricardo López, quien analiza los partidos de Los Ángeles para la cuenta oficial en español, explicó en plática con ESTO cómo se da el fenómeno en una ciudad acostumbrada a los buenos resultados. Una victoria el domingo ante Cincinnati es fundamental en el proyecto de la franquicia. [gallery ids="580606,580607"] “Ganar es lo que crea aficionados, un equipo simpático y con personalidad tiene varios aficionados, pero ellos se van con los ganadores, particularmente en Los Ángeles, si en Los Ángeles no eres ganador y no das espectáculo, simplemente no existes. Eso es distinto en las ciudades pequeñas, acá hay muchos equipos y gente de todos lados, si no eres un gran equipo tienes un problema”, señaló. La historia de los Rams se remonta a los años treinta. Por aquel entonces, el equipo nació en Cleveland y después de 10 años se mudó a Los Ángeles, ciudad en la que se estableció por casi cincuenta años, para luego, en 1995, buscar suerte en San Luis. Durante esas décadas los Carneros tuvieron algunas buenas épocas, sin embargo, no pudieron cristalizarlo con un título. Lo más cerca que quedaron fue en 1979, pero cayeron en el juego grande ante los Steelers. Los Rams sólo tuvieron éxito en San Luis. Ahí ganaron su primer y único Super Bowl, en 1999, tras imponerse 23-16 a los Titans bajo el mando de históricos como Kurt Warner y Marshall Faulk. Pese a todo, la franquicia buscó recuperar sus orígenes con una nueva mudanza a Los Ángeles PROCESO DE ALTIBAJOS El regreso a la ciudad angelina vino acompañado de una reestructuración profunda. Luego de un año con marca perdedora, la directiva apostó fuerte por Sean McVay como la cara de los nuevos Rams. El coach, por entonces de 31 años, llegó con dudas, pero pronto se disiparon. Bajo su mando el equipo ha firmado cinco campañas con récord ganador y ha llegado a dos Super Bowl. Esta situación poco a poco ha generado que más aficionados se fijen en ellos, en una ciudad que comparte atención con los Chargers y hasta con los Raiders y los 49ers, equipos con tradición californiana. [video mp4="https://cdn.oem.com.mx/elesto/2022/02/Aficionados-de-los-Rams-hablan-del-equipo.mp4"][/video] “El proceso de estos Rams ha sido interesante, el primer año que regresaron, en el 2017, fue un año desastroso. El momento clave fue cuando la directiva contrató a un nuevo entrenador y seleccionan a Sean McVay, el más joven de la historia. Sabíamos que era carismático, que tenía buenas ideas, pero era fácil ser escéptico, pero no, él desde un principio demostró su liderazgo”, reconoció el analista. Hace tres años, en el 2018, el equipo fue capaz de meterse al Super Bowl, lastimosamente para ellos pagaron cara su falta de experiencia. El título en Los Ángeles seguía resistiendo. Este domingo, sin embargo, tienen una nueva oportunidad en casa. “El equipo de hace tres años que perdió con los Patriots en Atlanta ha cambiado mucho, todavía hay algunos que quedan de ese equipo, el núcleo, Aaron Donald, Cooper Kupp, que no jugó en ese partido por lesión, pero realmente la mayoría de los jugadores ha cambiado. Esos veteranos, sin embargo, y algunos otros que han llegado, como Von Miller, han marcado los estándares de calidad del equipo para el resto del plantel”.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?