6, diciembre 2021 - 15:12

┃ Brian Sales

Campal en las taquillas del Jalisco

Brian Sales | ENVIADO  FOTO: Ramón Romero  Luego del partido donde Atlas Femenil consiguió su pase a las semifinales, a las afueras del Jalisco reinó la violencia entre las interminables filas por conseguir un boleto para la Final de Liga MX. Integrantes de uno de los grupos de animación del equipo reclamaron y quisieron golpear a un revendedor por el trato especial que recibieron para la compra de boletos. El gremio de la reventa no se dejó y llegaron al rededor de 20 personas a golpear a los siete que estaban haciendo fila. Incluso, uno de los revendedores accionó un arma de fuego contra el piso. Te puede interesar: Santiago Colombatto pide arbitraje limpio ante Atlas en la final Cuando se les anunció que ya no había entradas a la venta con el pase rojinegro, fue cuando más reclamaron y quisieron o ser seguir a uno de ellos. A los pocos instantes, todos los revendedores que acapararon las entradas desde que comenzó la venta se hicieron presentes con cinturones, piedras y hasta con pistolas. Uno de ellos accionó la suya contra el piso cuando estaban golpeando a uno de los aficionados.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

De todos, agarraron a tres que fueron con los que se desquitaron. La seguridad del estadio Jalisco prefirió no intervenir en cuanto se escuchó la detonación. Cuando se calmaron las cosas, sólo abrieron las puertas del recinto para resguardar a sus aficionados. Algunos minutos después llegó la policía municipal, pero los revendedores desaparecieron entre las calles aledañas al Jalisco.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?