Con la tecnología de Google Traductor

Mira

11, septiembre 2021 - 8:00

┃ Jorge Briones

Giuliana-Olmos

Jorge Briones

FOTO: Jorge Martínez | Mexsport

Giuliana Olmos está firmando un año de ensueño en el circuito de la WTA.

La tenista de origen mazatleco se ha consolidado como la carta fuerte del “deporte blanco” mexicano. Pasan las semanas y con ello se asienta dentro de las mejores doblistas del mundo; ahora está a sólo un paso de obtener el título del US Open.

En la modalidad de dobles mixtos, encontró consuelo luego de su breve paso en el dobles femenil, y junto al salvadoreño Marcelo Arévalo ingresó a un escenario que hasta hace poco parecía una utopía para un jugador mexicano.

La Arthur Ashe Stadium, el estadio de tenis más grande del mundo, espera por Gugu en la gran final del último Grand Slam de la temporada. Con un poco de nervios, pero a su vez emocionada por haber cumplido con un sueño, y tener al alcance otro, charló con el ‘Diario de los Deportistas’ previo a su cita con la historia.

-Pregunta: ¿Cómo te sientes después de haberte clasificado a tu primer final de Grand Slam?

GO: “Mis sentimientos son de felicidad, desde niñita siempre soñé con poder ganar un Grand Slam. Estar en la final es algo increíble que todavía no me puedo creer, es un sueño, algo muy bonito para mí, para Marcelo, lo que es más bonito es lo que podamos hacer juntos para representar a Latinoamérica, a México y a El Salvador. Eso nos ha ayudado. Aún nos queda otro partido, nos prepararemos lo mejor que podamos. Confiamos en ganar esta final”.

-¿Qué tan difícil es cambiar el chip para jugar con una nueva pareja los dobles mixtos?

GO: “Es muy difícil jugar cada semana con un jugador diferente. Con Marcelo fue diferente. Nos llevamos muy bien fuera de la cancha, dentro también. Eso nos ha ayudado y nos ha dado mucha confianza en el otro. Eso nos relaja un poco, sabemos que podemos confiar en nuestra pareja. Nos tiramos buena vibra, los disfrutamos al máximo y eso nos ayuda a jugar nuestro mejor tenis”.

-¿Cuál es la principal diferencia que has encontrado en tu juego para estar jugando al nivel más alto en este 2021?

GO: “La diferencia pasó por creer más en mi tenis. Saber que puedo llegar lejos en estos torneos grandes. Tengo el nivel para jugar aquí y entrenar. Como me ha ido bien siento que cada semana he mejorado, tengo más experiencia y en cada partido me he venido sintiendo mejor”.

-Jugar en el Arthur Ashe Stadium y con público, ¿lo imaginabas?

GO: “Es increíble. Ahora sí ya estamos jugando con público, eso es algo muy bonito para los jugadores. Hemos disfrutado mucho la experiencia. En lo personal siempre juego mejor cuando hay gente en las gradas, eso me ha ayudado. Hay muchos latinos apoyándonos, es un sueño jugar en la Ashe, el estadio más grande del tenis. Estamos muy emocionados y vamos a disfrutarlo, esperando que nos vaya bien”.

Dura prueba en la final; siguen Krawczyk y Salisbury

No ha sido un camino fácil el que ha tenido que recorrer Giuliana Olmos para llegar a la primera final de Grand Slam en su ascendente carrera.

En su travesía hasta el juego por el título, la mexicana y el salvadoreño Marcelo Arévalo tuvieron que superar un total de cuatro obstáculos, incluido uno ante los grandes favoritos del US Open en la modalidad de dobles mixtos.

Dentro de la segunda ronda, chocaron ante la dupla integrada por la estadounidense Nicole Melichar y el croata Ivan Dodig, en teoría los principales candidatos a llevarse la corona de Nueva York.

Pero la mexicana y el salvadoreño salieron airosos; posteriormente hicieron los propio sobre reconocidos doblistas como el brasileño Marcelo Demoliner y el australiano Max Purcell.

En el juego por el título se enfrentarán a la dupla integrada por la estadounidense Desirae Krawczyk y el británico Joe Salisbury, los segundos cabezas de serie. En su caso se impusieron en la semifinal por 7-4 y 6-4 a los locales Jessica Pegula y Austin Krajicek.

Una vez más saldrán como desfavorecidos en cuanto al pronóstico, pero que a nadie le extrañe ver a Gugu Olmos y Chelo Arévalo dar otro campanazo en el Abierto de Estados Unidos 2021.

Chelo Arévalo, el amuleto para los mexicanos

Jugar con Marcelo Arévalo es garantía de éxito, al menos para los tenistas mexicanos.

El jugador salvadoreño, actual número 36 del mundo, se ha convertido en un amuleto para algunas de las más grandes victorias que han conseguido los representantes aztecas en los últimos tiempos.

Hace un par de años, en la tercera edición del Abierto Los Cabos, Arévalo decidió hacer pareja con el jalisciense Miguel Ángel Reyes-Varela.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

Grupo Mextenis llevaba un par de lustros soñando con que un jugador de casa ganara uno de sus eventos ATP y al fin lo consiguió Micky junto a Chelo Arévalo en el ATC 2018.

Ahora en Nueva York, dentro del último Grand Slam de la temporada, otra vez está respondiendo el salvadoreño. En esta ocasión junto a Giuliana Olmos. Su primer evento juntos no podría salir mejor, ya están a una victoria de ganar su primer campeonato en un “grande”.

Marcelo Arévalo ha venido ganando terreno como uno de los mejores doblistas del circuito, pero está claro que juega mejor cuando a lado tiene un mexicano.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí