Con la tecnología de Google Traductor

Mira

28, agosto 2021 - 14:52

┃ Rubén Beristáin

Pumas vs Querétaro Femenil

Por Rubén Beristáin

Foto: José Luis Melgarejo | Mexsport

Rugido tardío, con algo de suerte, pero más que necesario. Pumas Femenil le puso fin a su racha sin ganar en el Grita México A2021 y venció con autoridad a unas inexistentes queretanas, que a domicilio no saben cantar. 2-0 final.

Cuatro suspendidos por bronca en el Necaxa vs Puebla de la Femenil

Zarpazo de puma o canto de gallo, esa fue la incógnita de inicio en Ciudad Universitaria. Las felinas, con más necesidades que su rival en la búsqueda de su primer triunfo en el torneo, de inmediato intentaron construir peligro y se volcaron encima. La localía las animó, así como la presencia de Leopoldo Silva, presidente del club, en las instalaciones del Olímpico.

Te podría interesar: Liga MX Femenil: Norma Palafox estaría cerca de hacer su debut con Pachuca

Dinora Garza fue la que más se involucró en ese tenor. Primero lo hizo con una asistencia magistral que dejó sola a Fabiola Santamaría. La atacante se plantó frente a Vanessa Córdoba y fue la portera colombiana la que salió avante con una buena atajada. Pumas encontró espacios, algo de profundidad, hasta intentó terminar las jugadas, sin embargo, sus delanteras se precipitaron a la hora de la definición.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

 

Las queretanas optaron por el contragolpe y la velocidad de Maritza Maldonado y Jaquelin García. De esa forma quisieron complicarle a las capitalinas, aunque muy pocas veces lo consiguieron. La defensa auriazul se comportó a la altura y sufrió poco.

El juego se volvió un tanto flojo. Las opciones en cada portería fueron contadas. Las emplumadas lo intentaron con tiros lejanos, mientras que el equipo local quiso crear, pero las redes se quedaron inmóviles, con realmente poco que contar. Las pocas variantes que mostró Pumas hizo un ataque predecible. Si Marylin Díaz no mandaba un balón largo en búsqueda de una rematadora, no existió otra forma. La visita aguantó bien y el daño fue nulo.

El complemento se esperaba más emocionante, al menos era la obligación. Las universitarias no podían dejar más puntos en el camino y su insistencia tuvo recompensa hasta de casualidad. Un tiro libre lejano de Marylin Díaz, con poca fuerza, se incrustó en el fondo. Córdoba midió mal y se le escapó la redonda por entre las piernas.

Las locales fueron otras, tomaron confianza, se adueñaron de las acciones y hasta del aspecto anímico. Querétaro se vio desconcertado totalmente. Ni siquiera el ingreso de la habilidosa Leidy Ramos pudo cambiar algo a su favor.

Pumas, en cambio, dio un segundo zarpazo, y así obtuvo su primer triunfo del torneo. Tarde, pero seguro.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

 

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí