25, febrero 2021 - 19:00

┃ Alejandro Alfaro

Leonardo-Cuellar

Foto: Mexsport La tranquilidad tras haber ganado el Clásico Capitalino fue notoria en el técnico de América Femenil, Leonardo Cuellar, quien destacó el crecimiento que percibió en sus jugadoras en lo futbolístico, así como en aspectos como la actitud con la que encararon el encuentro frente a Pumas. Recibe toda la información deportiva en tu celular, envía ALTA y suscríbete a nuestro newsletter en WhatsApp “Nos deja con el sentimiento de que estamos sumando en esa actitud, en entrega y gallardía, lo que se debe de tener en esta institución. Aparte de eso, avanzamos en lo que queremos hacer dentro de la cancha. El equipo individualmente está creciendo, se empieza a encontrar y confiar más en sí mismo. Ante un rival que tiene un buen momento, vino y empezó bien el partido, ofreció cierta posición, pero al final es merecido el triunfo por las oportunidades que se crearon en el primer tiempo, hubo manejo de juego y un equipo con mayor presencia. En la toma de agua en el primer tiempo hicimos un par de ajustes y no se entendieron, nos empezaba a costar. Al medio tiempo regresamos al origen del planteamiento, puntualizamos en algunos detalles y el equipo lo entendió y pisó fuerte en la cancha”, manifestó. Dentro de lo que presentó en el compromiso ante la Universidad, Cuellar volvió a utilizar a Jocelyn Orejel como lateral izquierda cuando normalmente se había presentado con las azulcremas como central; sin embargo, respondió con una buena actuación, cosa que no sorprendió a su técnico, quien la había detectado años atrás justo como carrilera por izquierda. “Es una jugadora muy importante en nuestro plantel. Cuando la traje a Selección Nacional en aquel proceso Sub-17, la vi como lateral, prácticamente ahí empezó su carrera. Obviamente por su presencia física, estatura y calidad técnica, ha sido un valuarte en la central. En algunos partidos nos hace mucho bien ponerla como lateral y en otros confirmarla como central, que es donde ha jugado más tiempo en los últimos años. Ha sido una combinación en el sentido de que Ximena Ríos, cuando tuvo el tema del Covid, tardó un buen tiempo en empezar a ponerse en forma, ya está cerca de hacerlo y podría anticipar que en el siguiente juego contra San Luis podría jugar ahí. Son decisiones a veces de necesidad y a veces de planteamiento”, expuso. Por otra parte, Leo habló de la adaptación que jugadoras como Mayra Pelayo y Daniela Flores han tenido en su equipo y el conocimiento que espera verlas adquirir con el correr de los encuentros para con sus demás compañeras. “Tanto Mayra (Pelayo) como Blue (Daniela Flores) son dos jugadoras nuevas en nuestro plantel y del otro lado hay 100 partidos juntas. Se busca esa química, conexiones, es un proceso, pero le vemos buenas señales a esa futura química que van a tener entre ellas dos y con el resto del equipo. De pronto tiene pinceladas de buen futbol y debemos trabajar para que eso sea más continuo”, comentó. ACEPTA LA PRESIÓN Finalmente, Leonardo Cuellar aceptó la presión que ha sentido en lo que va de la temporada porque los resultados no han sido del todo los esperados, aunque aceptó que parte del gusto de dirigir a América radica justamente en ese nivel de exigencia. RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ “Parte del encanto de aceptar esta invitación que me hicieron de venir a trabajar a este gran club es la presión, la obligación, el sentimiento de que tienes que hacer las cosas bien y súper bien. Creo que eso es parte del encanto, parte de que te tienen siempre en punta de pies, atento; ha sido una temporada de mucha presión porque el primer juego lo perdimos en casa, después ganamos sin ganar bien, salimos y empatamos ante equipos donde deberíamos ser más solventes. No ha sido una temporada predecible, son buenas señales los marcadores sorpresas porque cada vez estás más expuesto a que te hagan una mala jugada. El ir sumando los minutos que se dan ahora y que te da esos destellos de un mejor futbol y una mejor actitud dentro de la cancha es sólo trabajo, no se da por casualidad o porque el plantel tiene ciertas jugadoras, es porque el equipo está comprometido y todos nos metemos a la suma del día a día. Esta semana la aprovechamos pese a la ausencia de las seleccionadas, estaba muy preocupado porque Montse acababa de jugar 90 minutos hace dos días contra Costa Rica. Siempre tienes que lidiar con ciertas cosas como las jugadoras lesionadas, todavía nos podemos fortalecer con ciertas jugadoras”, terminó. A DESTACAR Por primera vez en la historia del Clásico Capitalino Femenil en Liga, un equipo derrotó al otro por más de un gol de diferencia. ?Escucha nuestro podcast?