26, enero 2021 - 16:20

┃ ESTO en línea

Nadal

La organización del Abierto de Australia se ha mantenido en la mira debido a los protocolos sanitarios instalados para su organización. La separación de los tenistas en dos sedes, más el confinamiento obligado en las habitaciones de algunos por contacto Covid-19, han provocado múltiples opiniones entre los participantes, uno de ellos Rafa Nadal, quien a pesar de haberse mantenido en silencio por semanas, reveló su opinión en una entrevista para ESPN.
Recibe toda la información deportiva en tu celular, envía ALTA y suscríbete a nuestro newsletter en WhatsApp
El número dos del mundo aseguró que todo es subjetivo, pues los privilegios en el tenis son algo que sucede a todos los niveles, incluso, aseguró que "son afortunados por poder competir", aunque muestra toda su solidaridad con sus colegas que llevan más de una semana encerrados en la habitación. "Máxima solidaridad para los colegas que lo están viviendo de forma más desagradable. Estar 14 días en una habitación no es agradable. Es una situación muy dura pero comparado con lo que está pasando en el mundo es una minucia. Tenemos la suerte de estar aquí, aun en peores condiciones pero estamos sanos. Estamos en hotel de 5 estrellas y tenemos comida. Quejarse es faltarle el respeto a gente que la está pasando mal", señaló. Sobre las comparaciones entre los tenistas que se encuentran en Adelaida y los que se concentran en Melbourne, Nadal fue contundente y reiteró que todo es subjetivo. "Es entendible y totalmente respetable. ¿Dónde está la línea de privilegios? Yo tengo una visión distinta. Evidentemente, aquí en Adelaida nuestras condiciones han sido mejores que la mayoría de las condiciones en Melbourne pero algunos jugadores de Melbourne tienen habitaciones más grandes donde pueden desarrollar actividades físicas, otros habitaciones más pequeñas donde no pueden tener contacto con su entrenador o preparador físico. ¿Dónde está la línea? Es un tema de ética y cada cual tiene su propia opinión", reiteró. Por último, en aparente respuesta a Djokovic, quien ha hecho públicas algunas inconformidades, el español sólo reiteró que sus buenas intenciones siempre se quedan en privado. "Algunos necesitan hacer públicas todas estas cosas que hacen por los demás, algunos de nosotros lo hacemos de manera más privada sin tener que publicitar todo. Las llamadas que hacemos no tenemos la necesidad de hacer propaganda con ello", cerró. Rafael Nadal buscará en las pistas de Melbourne, a partir del próximo 8 de febrero, su título 21 de Grand Slam. ?Escucha nuestro podcast?