16, enero 2021 - 22:19

┃ Jorge Briones

josh-allen

Un tercer cuarto para el olvido acabó con la temporada de los Cuervos y le dio a Buffalo el pase a la siguiente ronda.
La conexión entre Josh Allen y Stefon Diggs volvió a ser determinante en la victoria de los Bills por, 17-3, sobre Baltimore dentro de la ronda divisional de la Conferencia Americana.

Allen completó 23 de sus 37 envíos para 206 yardas, un pase de touchdown y no fue interceptado. También la defensiva de Buffalo colaboró con una anotación y deteniendo en 150 yardas a la mejor ofensiva terrestre de la liga. Su siguiente rival saldrá del duelo de hoy entre los Kansas City Chiefs y los Cleveland Browns.

 


Green Bay domina a Los Ángeles y es el primer finalista en la NFC

EL JUEGO
Por segunda semana consecutiva, la defensiva de Baltimore terminó condicionando a otro de los grandes ataques de la NFL.

Una vez más le quitó al rival su principal fortaleza. A Josh Allen le costó entrar en ritmo, debido a la presión que sufrió por parte de los frontales de los Ravens y también por el fuerte aire que llegó a estar en 30 kilómetros por hora en el Bills Stadium.

Tampoco Lamar Jackson tuvo un escenario favorable. De nueva cuenta le costó encontrar espacios por la vía aérea, y sus corredores se combinaron para apenas 78 yardas durante la primera mitad. La única forma en la que ambos pudieron sumar puntos en el marcador fue por medio de goles de campo.

Entre Justin Tucker y Tyler Bass intentaron cinco goles de campo en los dos primeros parciales, anotando apenas uno por equipo. Tucker, el considerado como el mejor pateador de la liga, falló dos intentos por primera ocasión en su carrera.

El partido que los apostadores preveían con más puntos de la ronda divisional, resultó todo lo contrario. Apenas un 3-3 dejó todo en el aire para el complemento, momento en el que Baltimore firmó un tercer cuarto para el olvido.

Primero Josh Allen guío una serie hasta la zona prometida donde se conectó con Stefon Diggs. Los Bills tomaron ventaja de siete. Pero los Cuervos también hilaron una serie larga hasta zona roja, donde Lamar Jackson lanzó una intercepción que fue devuelta 101 yardas para touchdown por el profundo Taron Johnson. En un abrir y cerrar de ojos la escuadra de casa sacó ventaja de 14 puntos. Por si fuera poco, Lamar Jackson salió lesionado y con él se fue cualquier opción de avanzar a la siguiente ronda.

El último cuarto transcurrió con el novato Tyler Huntley en los controles, quien también fue incapaz de anotarle puntos a la defensiva de Buffalo. Todavía desperdiciaron una última oportunidad en zona roja que los hubiera acercado a un TD con poco más de dos minutos por jugar.

Los Bills perdieron incluso tras ser superados en yardas totales (340-223) y tiempo de posesión (35:33 a 22:39), pero provocaron el único balón suelto de la contienda.

 

 

Recibe toda la información deportiva en tu celular, envía ALTA y suscríbete a nuestro newsletter en WhatsApp