4, agosto 2020 - 8:00

┃ Rubén Beristáin

20200222_10718

Foto: Mexsport Hay una nueva mística en Cruz Azul con auténtico sabor charrúa. Esa maldición que por tantos años sufrió y por la cual era severamente criticado, que hasta un verbo en son de burla le crearon, actualmente la disfrutan, la hicieron suya y ahora la sufren sus rivales.

ESCUCHA NUESTRO PODCAST | El esperado regreso de la Champions League 

Los goles en los últimos minutos y las remontadas a su favor, en este 2020, se han vuelto una constante para el conjunto cementero. Si ostentan la marca de 17 partidos sin perder, 12 de ellos de carácter oficial y cinco amistosos, es en gran medida por los cinco cotejos donde nunca bajaron los brazos, donde intentaron hasta el final y la recompensa les llegó en el último suspiro. Esta Máquina es otra, no da ningún juego por perdido, situación que vuelve a ilusionar a sus fieles aficionados, quienes esperan que este año sea el bueno. La primera vez que lo hicieron en el año fue ante los Tuzos en el Coloso de Santa Úrsula, en la Jornada 5 del Clausura 2020. Al minuto 80, el duelo estaba empatado 1-1. Los hidalguenses abrieron el marcador por conducto de Luis Chávez, aunque Santiago Giménez lo empató casi de inmediato. En los últimos 10 minutos, y a pesar de tener un hombre menos con la expulsión de Pablo Ceppelini, Jonathan Rodríguez, de penalti, y Juan Escobar le dieron la vuelta al marcador. [gallery ids="496655"] Dos semanas después en la fecha 7, La Máquina pitó de nuevo en los últimos minutos. En el estadio Azteca, los cementeros abrieron el marcador gracias a Luis Romo, pero Javier Aquino empató en la parte complementaría. Al minuto 81, Cruz Azul puso cifras definitivas. Adrián Aldrete, con un tiro libre y mucha suerte, mandó el balón a la red ante la mirada atónita de los jugadores regiomontanos. A nivel continental también le salió a los celestes. En Jamaica, La Máquina sufrió de más y estuvo a punto de ser descarrilada al ritmo de reggae. El Portmore United impuso condiciones con la anotación de Rondee Smith. A pesar de la lesión de Pablo Aguilar, Cruz Azul logró la remontada de forma agónica. Al minuto 94, Lucas Passerini empató y al 98, Jonathan Rodríguez puso la victoria. En pretemporada también lo lograron; el parón no frenó su paso. Fue en la antesala de la final de la Copa por México ante los Tigres. Luis Quiñones abrió el marcador en Ciudad Universitaria. Cuando parecía que los felinos se llevarían la victoria, en el último suspiro el chileno Igor Lichnovsky se alzó en el área y con un cabezazo colocado venció al portero Nahuel Guzmán, que decretó el empate. En penaltis, La Máquina salió avante. [gallery ids="496656"] En la final del torneo amistoso los cementeros siguieron con la misma tónica ganadora. En el Olímpico de CU, el Rebaño Sagrado se adelantó con tanto de Alexis Vega. No pasó mucho y Cruz Azul empató con un autogol de Hiram Mier. La presión de los capitalinos por el gol del gane produjo una pena máxima en el último suspiro. Al minuto 94, Jonathan Rodríguez marcó desde los once pasos y el trofeo se fue a La Noria. ¿Rodrigo Ares de Parga a Cruz Azul? Ya en el Guard1anes 2020, la mística no cambió. A pesar del diluvio que cayó en la Angelópolis, los azules supieron sobreponerse a eso, así como al marcador adverso que tuvieron por más de 40 minutos. Puebla saboreó la victoria con el tanto de Pablo González, pero los cementeros no bajaron los brazos. Orbelín Pineda, al minuto 92, sacó su magia y con un zapatazo fue suficiente para el empate. 17 PARTIDOS SIN PERDER TIENE CRUZ AZUL Cruz Azul 3-1 Pachuca / Clausura 2020 Cruz Azul 2-1 Tigres / Clausura 2020 Portmore United 1-2 Cruz Azul / Concachampions Cruz Azul 1-1 Tigres / Copa por México Cruz Azul 2-1 Chivas / Copa por México Puebla 1-1 Cruz Azul / Guard1anes 2020