29, febrero 2020 - 8:50

┃ Yael Rueda

PSX_20200228_225749

FOTO: OSWALDO FIGUEROA La rivalidad entre Felino y Bárbaro Cavernario está candente. Anoche, el gladiador de la dinastía Casas salió de los vestidores para distraer al Troglodita de la Maldad y hacerlo perder el Torneo Nacional de Parejas Increíbles.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Cavernario y Volador Jr. perdieron en dos caídas al hilo contra Forastero y Carístico, este último levantó el trofeo por primera vez en su carrera. "Con esto me demuestras que no pudiste triunfar hace ocho días, me demuestras que tu lucha no pudiste ser protagonista y vienes a interrumpir mi lucha", dijo Cavernario. "Esta burla que acabas de hacerme la vas a pagar con tu cabellera. LAS ACCIONES La primera caída fue pareja, sin embargo, Forastero y Carístico aprovecharon el error de Volador Jr. para lanzarlo al esquinero, de inmediato, con "patadas a la Filomena", Bárbaro Cavernario terminó en la misma posición que su compañero. Carístico proyectó a su compañero sobre los rivales y fue suficiente para llevarlos al conteo de tres. Cuando parecía que Volador Jr. y Bárbaro Cavernario emparejarían las acciones, Felino apareció para distraer al Australopithecus Apestosus, situación que sus rivales aprovecharon para ganar en dos caídas al hilo. En una reñida batalla final, Hijo del Villano III y Templario se enfrentaron a Soberano Jr. y Titán, duelo para definir a los primeros finalistas por el Campeonato Nacional de Parejas. Los técnicos trataron de llevarse el triunfo con sus vuelos, más la violencia de los rudos puso parejas las acciones. Con par de desnucadoras, el bando de maldad parecía quedarse el boleto a la final, mas los "científicos" se repusieron. ▶️ Rafael Nadal avanzó a la gran final del Abierto de Acapulco Con patadas voladoras de Titán sobre el Villano, dejaron fuera al rudo. Templario proyectó a Soberano sobre Titán y con eso dejó fuera al técnico. En el mano a mano, Templario y Soberano terminaron con las máscaras rotas, síntoma inequívoco de una naciente rivalidad, y fue el de la esquina oscura quien salió con el brazo en alto al hacer una desnucadora seguida de un martillo negro. ¡Templario e Hijo del Villano III, a la final!