25, septiembre 2019 - 2:35

┃ Jorge Briones

ACEREROS4

Fotos: AFP

El equipo más popular de la NFL en México está en problemas.

Tuvieron que pasar seis años para ver a los Acereros de Pittsburgh con marca de 0-3 en un inicio de temporada. Apenas esta es la tercera ocasión en lo que va del siglo XXI que no gana luego de sus primeros tres compromisos, las anteriores fueron en el 2000 y 2013.

Lamentablemente para su causa, el panorama no es muy alentador en lo que resta del año. Ha sido un 2019 para el olvido. En un par de meses de acabó el “monstruo de tres cabezas” de Pensilvania. Antonio Brown y Le’Veon Bell se marcharon de la franquicia por unos jugosos contratos multimillonarios, mientras que el histórico Ben Roethlisberger se lesionó en la Semana 2 por lo que estará fuera el resto del curso.

Sin sus tres principales referentes, Mike Tomlin afronta lo que ya era una campaña con la presión en sus hombros. El head coach de los Acereros no se podía permitir otro fracaso y podría estar viviendo sus últimos capítulos de una era que inició en el ya lejano 2007. Un Super Bowl parece insuficiente para la franquicia más ganadora de la liga.

CAMINO DURO

En medio de muchas dudas, Pittsburgh tuvo tres rivales de peso.

Patriotas de Nueva Inglaterra, Halcones Marinos de Seattle y 49ers de San Francisco se combinan para marca de 8-1, tres de los animadores en este inicio de curso.

Lo preocupante para la “Cortina de acero” es que, con excepción de su último choque, donde más por demérito del rival que suyo, no han logrado ser competitivos dentro del emparrillado. A la defensiva han dado muchas libertades, con un secundaria que ha sido incapaz de hacer jugadas grandes. Justo por eso llega el novato Mikah Fitzpatrick.

Al otro lado, sin línea ofensiva a poco o nada se puede aspirar. Además de la baja de sus tres figuras, se suma la del ex coordinador ofensivo Mike Munchack, quién partió a Denver. El corredor James Conner está teniendo un arranque para el olvido, apenas contabiliza 97 yardas terrestres, y el pasador Mason Rudolph no puede cargar con el peso de la ofensiva.

Será un año larguísimo para un equipo que estaba presupuestado para pelear por el trono de la Conferencia Americana.

LA CIFRA

3 veces han estado 0-3 en lo que va del siglo XXI.

Los motivos que han padecido los Acereros son varios:

La partida de Antonio Brown y Le’Veon Bell afecta el desempeño ofensivo de los Steelers.

El pobre desempeño del head coach Mike Tomlin, quién ha venido a menos en sus 12 años de gestión con la franquicia.

La lesión en el codo de Ben Roethlisberger dejó a Pittsburgh sin su gran líder y única pieza clave en el ataque.

EL APUNTE

Pittsburgh es una de las siete franquicias de la NFL que aún no conoce la victoria en este inicio de temporada.