Con la tecnología de Google Traductor

5, noviembre 2018 - 20:55

┃ ESTO

fh3_L259

La tensión persiste entre Arturo Brizio, los abogados de la Federación Mexicana de Futbol y Adalid Maganda, árbitro mexicano que entabla un proceso legal por despido injustificado. Entre sus peticiones, está el reintegrarse como silbante de la primera división. Si no aceptan, amenazó con iniciar huelga de hambre.

“La última audiencia es el 27 de noviembre a las 9 de la mañana. Si no hay respuesta, nos vamos a la FMF a hacer una huelga de hambre. La propuesta que les dimos es regresar a la Liga MX como árbitro y que no puedo reconocer que me manden a las divisiones inferiores”, señaló el árbitro.

Así mismo, Maganda señaló que no es un problema personal con Arturo Brizio y que volvería con gusto a la baraja de árbitros de la primera división, pese a que el dirigente siga en su cargo y al mando de la Comisión de Arbitraje.

“Es laboral porque me querían regresar a una división donde yo no estaba. No es justo. El esfuerzo y los años que me tomaron para llegar a la Liga MX no lo tienen en cuenta. Claro que regresaría, aunque siga Brizio”.

El árbitro señaló que, con el ofrecimiento, la Comisión aceptó la culpa y su error. Sin embargo, destacó que las propuestas no satisfacen sus necesidades.

“No había ninguna justificación. Me dijeron que me iban a regresar y eso quiere decir que ellos aceptan la culpa. Al momento que hicieron la propuesta de regresar al arbitraje, ellos aceptan la culpa. Sí ha habido propuestas, pero no las que cubren nuestra necesidad”, cerró.