Con la tecnología de Google Traductor

24, noviembre 2014 - 20:20

┃ Miguel Ángel Mujica

nota-futm-atlas-equipo

GUADALAJARA.- No hay plazo que no se cumpla y el momento para la Liguilla llegó.

Ocho equipos, los más regulares del torneo, se disputan el honor de, al final, poder ser llamado el mejor de la Liga MX. Pero no sólo es especial para los jugadores, técnicos y directivos, en la calle, niños, adultos, parejas, en fin, todos saben que esta es la época más especial del calendario futbolístico en México.

Trasladarse al campamento del Atlas fue toda una travesía, pues el tráfico inunda la capital de Jalisco, que, diferente a su historia, no se pintará de rojiblanco, al contrario, con los colores del odiado rival de las Chivas, los Zorros del Atlas.

Por las calles se ven jóvenes con la playera de sus ídolos, Millar, Leao, Medina y compañía dejan ver sus apellidos en la mayoría de las playeras, esto no sólo es la afición de los rojinegros, es la pasión de la Liguilla.

La Fiesta está aquí y los medios de comunicación lo saben, atrás quedaron las conferencias con algunos; hoy, la sala de prensa de Colomos está llena, con periodistas listos para lanzar sus preguntas.

Después de una ajetreada conferencia, todos a la grada para ver a los protagonistas en el primer entrenamiento de la semana.

El momento llegó, el mandamás, dueño de los sueños rojinegros y máximo dirigente de las aspiraciones tapatías en esta Liguilla, Tomás Boy, salta a la cancha. Sonriente, el “Jefe” saludó y con su característico humor dijo “31 puntos, no está mal ¿o sí?”, estiró la boca y regresó con sus dirigidos para comenzar la práctica, no sin antes invitar a los medios a retirarse.

No es una semana normal, por lo menos en Colomos, guarida principal de los Zorros del Atlas, que cuentan las horas para entrar en acción ante los Rayados de Monterrey. (Miguel Ángel Mújica/Fotos: José Luis García/ Enviados especiales).