22, febrero 2017 - 15:57

┃ ESTO

sevilla

Sevilla .- El Sevilla, que fue muy superior al rival, sobre todo en la primera parte, solo sacó de renta un 2-1, una escasa y peligrosa ventaja para la vuelta de Leicester en el intento de acceder a los cuartos de final de la Liga de Campeones. Los sevillistas se relajaron en exceso en la segunda mitad, quizá por el desgaste físico de la primera y por mostrarse mejores que los ingleses, pero un tanto de Jamie Vardy deja el pase solo con una ligera ventaja del equipo español. El partido reunió a dos equipos ilusionados, porque los ingleses, que sorprendieron la pasada campaña y se proclamaron campeones de la 'Premier League', este curso llevan una dinámica muy negativa en el torneo doméstico, en lucha por no descender, y en la 'Champions' hacen historia al entrar por primera vez para los octavos de final. El Sevilla, por su parte, marcha fuerte en LaLiga Santander, tercero, y en la máxima competición continental bajo este formado ya estuvo dos veces antes en octavos y las dos quedó fuera. El 1-0 llegó a los veinticinco minutos y la formación española, a sabiendas de que la eliminatoria acabará el próximo marzo en Leicester, buscó con ganas el segundo ante una formación, la inglesa, a la que le costó retener el balón y acercarse con peligro al meta de Sergio Rico. En los vestuarios Ranieri tuvo que mandar a los suyos que intentaran ser más protagonistas con el balón. El Sevilla no tuvo la misma intensidad de la primera parte y dejó que el rival se acercara con asiduidad hasta que el goleador del equipo, Jamie Vardy, marcó a placer el 2-1 en una desconexión de la defensa local. El tanto descentró por momentos a los andaluces, quienes vieron como habían sido muy superiores pero que con ese resultado se complicaban la vida frente a un adversario que habían logrado el objetivo de marcar como visitante. Así se entró en el tramo final del encuentro con un Sevilla que quería más renta y con un Leicester que también quiso aprovecharse en alguna contra, aunque fue el central francés Adil Rami el que estuvo muy cerca del 3-1 con un remate en el minuto 88 que se estrelló en el larguero.

También puedes leer: Manchester United no tuvo problemas para avanzar a los octavos

También puedes leer: Diamante Azul y Pierroth se jugarán las máscaras