Con la tecnología de Google Traductor

14, agosto 2014 - 10:16

┃ ESTO

nota-futi-madrid-lopez

EFE

El nuevo portero del Milan, Diego López agradeció, a través de una carta de despedida, su estancia, desde que era un canterano, en el Real Madrid, club que le dio la oportunidad de debutar al máximo nivel.

El lucense se despidió “del club de mi corazón”, tal y como afirma el guardameta en una carta disponible para todos los aficionados en la página web del Real Madrid, un día después de que el acuerdo se confirmase por ambos equipos.

López, de 32 años, tuvo palabras de agradecimiento hacia el presidente de la entidad, Florentino Pérez, así como a los dos técnicos que tuvo en su segunda etapa en el club blanco: “Gracias a dos geniales entrenadores (José Mourinho y Carlo Ancelotti) y a sus respectivos cuerpos técnicos por su confianza, por todo lo que he aprendido de ellos; por darme la opción de competir, que es la esencia del deporte”, relató.

“Para un canterano volver al club de su vida es lo más grande”, escribió el portero titular de la liga en la temporada anterior, que tras pasar por los clubes gallegos de la Sarriana y el Lugo, fichó por el Real Madrid en el año 2000, con el que pasó por el tercer y segundo equipo hasta dar el salto a la primera plantilla en 2005.

El jugador, nacido en Paradela (Lugo), también tuvo palabras de agradecimiento hacía sus compañeros: “Gracias a todos mis compañeros, fisioterapeutas, doctores, utileros y empleados del club. Ha sido un privilegio poder compartir con todos ustedes momentos de gran felicidad; gracias por haberme tratado con tanto cariño. A todos les deseo lo mejor”.

Lejos de crear polémica por su salida, Diego López siempre tendrá presente el apoyo de la afición: “Todo mi agradecimiento al madridismo, esa gran familia repartida por todo el mundo. Gracias por la acogida y por toda su fuerza durante este tiempo: los llevaré en el corazón para siempre”, añadió el gallego.

Por último, recordó que en su estancia en el Santiago Bernabéu, dio todo por la camiseta que defendió: “Me voy feliz por haber dado todo de mí. Mi único objetivo fue trabajar día a día con respeto y dedicación y defender con pasión los valores del mejor club del mundo”, agregó López.

El comunicado concluyó con un mensaje: “Por todo esto puedo decir orgulloso que cada minuto en el Real Madrid fue un regalo del cielo. ¡Hasta el final, vamos Real!”.