Con la tecnología de Google Traductor

14, noviembre 2015 - 0:11

┃ ESTO

nota-futm-seleccion-azteca

TRAS los atentados en París, durante y después del juego amistoso entre Francia y Alemania, en los juegos de eliminatorias mundialistas de Conmebol y Concacaf se solidarizaron. En el caso de México no hubo excepción, y en el partido contra El Salvador se guardó un minuto de silencio previo al arranque del enfrentamiento en la cancha del Estadio Azteca.

NO SE LLENÓ
LA gente no abandonó al Tricolor.
Aunque a 10 minutos de que iniciara el encuentro se veían grandes huecos en las gradas, los aficionados no le fallaron a la Selección.
Una entrada cerca del lleno fue la que se pudo visualizar, el color del primer juego fue completamente verde.
Pocos le temieron a la lluvia, otros llegaron tarde, la quincena y el buen fin fueron los culpables de ver espacios sin llenar en la grada, pero después de 20 minutos el coloso ya se veía teñido de verde.
Afuera los rostros de ilusión dejaron de lado el sufrimiento de la pasada eliminatoria. El frío no mermó a la gente, incluso con trajes de superhéroes y las típicas máscaras llenaron las entradas.
Fortalecidos con la creencia de que Juan Carlos Osorio cumplirá y llevará al Tricolor a Rusia, la gente especuló respecto al resultado.
El 4-0, 5-0 e incluso el exagerado 10-0 eran los pronósticos, al final un 3-0 fue cumplidor y la gente se fue contenta.
¡Ay, ay, ay, ay, Canta y no llores!, el aficionado dictó sentencia y explotó en júbilo con el silbatazo final de Walter López. Los primeros tres puntos se quedaron en casa, el reto llegará a media semana, cuando en tierra hostil se intente sumar en Honduras.
La eliminatoria comenzó con pie derecho, el Tricolor ilusiona y seguramente mejorará entradas conforme continúe el camino a un nuevo Mundial.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí