Con la tecnología de Google Traductor

Hablillas. José Ángel Parra
titulo-foto

José Ángel Parra

27, noviembre 2023 - 6:00

Por decreto

Primero, el estupendo show que se aventó la Concacaf en el México vs Honduras, con nueve minutos de agregado tras el lapso inicial, más otros 13 al termino de los 90, sin olvidar los divertidos tiempos extra y el concurso de tiro al blanco que exhibió al Chino Huerta en la serie de penaltis, para evidenciar la dependencia que tiene la Copa América de nuestra endeble Selección (tanto así que pronto anunciaron a México como cabeza de serie, junto a Brasil, Argentina y Estados Unidos, gracias a sus puntos FIFA), a pesar de los serios problemas que tiene Jimmy Lozano para convocar un equipo y, peor aún, hacerlo competitivo.

De hecho nuestros ratones tendrán que rezar para que, en el sorteo, no nos toquen Uruguay o Colombia, integrantes del Bombo B; Chile o Paraguay, agrupados en el C, e inclusive Canadá o Jamaica, que pertenecen al D. Para la próxima deberán repartir los boletos por decreto, con tal de garantizar la asistencia de los equipos que venden entradas, sin tanta farsa ni pantomima.

Segundo, ahora corresponde a la Liguilla mexicana reanimar a los incrédulos fanáticos luego de que el Play In hizo su parte para completar a los ocho clasificados a la fiesta grande. Y aunque América y Tigres son los favoritos para disputar la final, al menos en los cuartos de final Pumas y Chivas adoptarán el rol protagónico, al celebrar la serie más esperada de la ronda. Eso sí, las escuadras del uno al seis tuvieron que hacer una larga pausa de al menos 17 días para recordar que están dentro de un torneo que se juega por partes. Antes ya habían tenido el molesto reposo de un mes, por culpa de la Leagues Cup, así que sólo es cuestión de memorizar que así se juegan hoy los campeonatos en México, con largos parones, aunque, eso sí, alimentados por maratónicos partidos, aderezados por las divertidas revisiones del VAR y los infaltables penaltis, a repetirse una y otra vez hasta que el favorito de todos gane. Nos frotamos las manos para ver al Ave en esos polémicos menesteres.

Algo de eso debe estar reservado para la final, ya que estamos ávidos de los extraños procedimientos que necesariamente nos tendrán que justificar los expertos, para demostrar que aquí no existe mano negra. Por eso, tampoco hay critico que te limite si al final del curso levantas la Copa. ¡Salud!