Con la tecnología de Google Traductor

Hablillas. José Ángel Parra
titulo-foto

José Ángel Parra

18, diciembre 2023 - 5:50

POMOROSO

Una vez concluido el campeonato, sólo resta chutarnos a los pomorosos cronistas de la telera, quienes alegremente destinan el reparto de loas y encomios a lo más rutilante del mega inflado campeonato mexicano. Uno de ellos, de plano, se aventó la puntada de catapultar, cual premio de consolación, al meta argentino Nahuel Guzmán como el mejor portero extranjero que ha venido a nuestro futbol, sin que nadie le objetara tan disparatado dictamen.

Quizá por ahí habría sido prudente hacerle notar al creativo repartidor de homenajes que más allá del quintuplete liguero que ostenta el cancerbero rosarino, resulta ocioso e insensato borronear la historia del deporte de las patadas en nuestro país con tal de catapultar al ídolo en turno, sin siquiera haber hojeado las ignoradas páginas de los libros pamboleros.

Digo, eso de olvidar olímpicamente a un personaje de la talla de Miguel Marín (aunque también tendríamos que mencionar a muchos otros, del nivel de Héctor Miguel Zelada, Hernán Cristante, Walter Ormeño, Walter Gassire, Miguel Calero, Agustín Marchesín, Federico Vilar, Ricardo LaVolpe o el propio Robert Dante Siboldi, entre un largo etcétera), mejor conocido en sus tiempos como Superman, quien en la década de los 70 cargó con cinco trofeos de Liga (de esos que incluían 38 partidos, cada uno, más la Liguilla, a lo largo de todo un año, y no únicamente las 17 fechas del recortado calendario semestral), además de que como guardavallas sencillamente era incomparable, dada su espectacular calidad para desviar cualquier cantidad de bombazos, para luego aterrizar estéticamente tras varios giros en el aire.

Eso sin considerar el liderazgo y calidad humana que tenía, porque a él jamás se le vio intimidar a los tiradores ni alardear como mimo o payaso en las ejecuciones de penalti.

Claro, no faltará quien descalifique al gran Gato con aquel autogol en un partido contra el Atlante. Ese negrito en el arroz para nada ensucia el palmarés del mítico arquero argentino, por el contrario, forma parte de las múltiples anécdotas de un histórico de todos los tiempos y que está tres rayitas arriba del portero de Tigres, cargado de Nahueladas, más un amplio repertorio de artimañas y gracejadas. Valga la memoria al inmortal Superman para conmemorar, el próximo 30 de diciembre, su trigésimo segundo aniversario luctuoso. Descanse en paz.