Las reglas y los reglazos

Eduardo Brizio

3, agosto 2022 - 5:00

Las reglas y los reglazos

“Los mariachis callaron”; en virtud de que, las oncenas tapatías no dan una en lo que va del Torneo Apertura 2022 y ambos equipos, tanto Chivas como el “bicampeón” Atlas andan arrastrando la cobija.

Ya lo cantó el célebre compositor yucateco don Armando Manzanero: “Parece que fue ayer” y sí, parece que fue ayer cuando Ricardo Peláez asumía el cargo de director deportivo del “Rebaño Sagrado” y ostentoso emitía declaraciones, a manera de promesa, que, hasta el momento, no se han cumplido.

No sé porque me acordé de cuando el expresidente José López Portillo afirmó que: “En México tendríamos que aprender a administrar la riqueza”, en relación a que “ya éramos una nación petrolera”. Así, Peláez afirmaba, en noviembre del 2019, que: “a partir de este momento, en el Guadalajara se hablará, de: campeonatos, liguillas y éxitos deportivos, nunca más de últimos lugares”, ¡Sí, Chucha!, se le olvidó que “cae más pronto un hablador que un cojo”.

En el presente torneo las Chivas no han logrado ganar un solo partido, solamente han podido marcar tres tantos y marchan en la posición número 14 de la tabla.

José Juan Macias, el ariete que regresó “con la frente marchita” del viejo continente y en el que se tenían cifradas tantas esperanzas en el ataque, se lesionó gravemente y estará más de ocho meses “en el hule”. Como un paliativo contrataron los servicios de Santiago Ormeño quien, independientemente de la polémica que provocó su fichaje, en mi opinión, no parece ser la solución.

Contrataron con bombo y platillo a Alan Mozo, proveniente de Pumas y para colmo de males, solamente lo han puesto en el once inicial en tres de los seis encuentros disputados.

Y bien dicen que “al caprino más flaco se le cargan las pulgas”. Me refiero a que ya van dos penas máximas que les marcan a favor en lo que va del certamen; sin embargo, en una ocasión el “Chicote” y en la otra Alexis Vega se encargaron de desperdiciarlas y todavía los angelitos han tenido el cinismo de quejarse del arbitraje.

Como suele ocurrir en nuestro medio, por supuesto que ya se pide la cabeza de Ricardo Cadena, “pastor del rebaño” y se empieza a especular que “Tuca” o Mohamed llegarán al banquillo rojiblanco.

Duélale a quien le duela, pésele a quien le pese las Chivas Rayadas de Guadalajara ya no tienen méritos suficientes para ser considerados como un equipo grande dentro del balompié mexicano; simplemente, son … un equipo histórico.