Con la tecnología de Google Traductor

Hablillas. José Ángel Parra
titulo-foto

José Ángel Parra

20, mayo 2024 - 6:00

FINAL DE FINALES

Aunque el dominio histórico es evidente, América y Cruz Azul se medirán por quinta ocasión en pos del título de Liga MX, por lo que se trata de la batalla que más veces se ha repetido en la historia de la Liguilla.
De hecho, a partir de la primera de ellas nació el concepto del Clásico Joven. En la temporada 1971-72, Cruz Azul vapuleó 4-1 a los entonces Canarios sobre el césped del Estadio Azteca. El doblete del inmortal Centavo Octavio Muciño redondeó las actuaciones de Héctor Pulido y Cesáreo Victorino, sin dejar de lado al mítico Fernando Bustos y al Superman Miguel Marín bajo los tres postes. El gol del América corrió a cargo de Enrique Borja.
Con ese punto de partida, no podemos dejar de lado la épica serie final de la temporada 1988-89. Los dos partidos, en el Coloso de Santa Úrsula, desencadenaron un espectacular resultado de 5-4 global favorable a las Águilas. El tridente ofensivo conformado por Antonio Carlos Santos, Luis Roberto Alves Zaguinho y Carlos Hermosillo (autor del tanto decisivo, aunque años más tarde terminaría como símbolo albiazul) superó a una media celeste que trabajaba como reloj, encabezada por Patricio Hernández y escoltada por Pedro Duana, Porfirio Jiménez y Armando Romero, sin olvidar al meta mundialista Pablo Larios.
Pero una ocasión parecida a la que viviremos en el CL 2024 data del CL 2013. La ida en el estadio Ciudad de los Deportes (entonces Azul) y la vuelta en el Azteca. Cruz Azul ganó la primera cita por 1-0, con gol obra del Chaco Giménez. En la vuelta amplió Teo Gutiérrez, y parecía definitivo. Pero a dos minutos del final Paúl Delgadillo no vio una clara falta ofensiva y Aquivaldo Mosquera acercó al América. El empate global fue una extraña combinación entre el portero azulcrema, Moi Muñoz, y el celeste Alejandro Castro, quien en su afán por despejar fulminó a su propio arquero, Chuy Corona. En los penaltis volvió a fallar y el Piojo Herrera celebró como Súper Saiyajin.
La última versión realmente fue muy fácil para el Ave. En el Apertura 2018 el equipo dirigido por Pedro Caixinha no compitió. El doblete de Edson Álvarez bastó y sobró. Dato curioso, el andino Igor Lichnovsky, hoy muy identificado con los cremas, jugaba para La Máquina. Las últimas tres ediciones han sido amarillas. Y, por lo que se ve, tras el dramático desenlace vivido ante Monterrey, esta también lo será.