Con la tecnología de Google Traductor

PARÍS 2024

ESTO es de tres

Antonio Moreno

27, octubre 2023 - 4:08

Este fin, todos con Checo

1.- ÍDOLOS DEPORTIVOS

Hoy vivimos la “checo-manía”.
Y en Países Bajos seguimos atentos la “chaco-manía” o “chucky-mania” y en Pumas se siente a tope la “chino-manía”. Con mucha coincidencia en la cuarta letra del abecedario.
Pero lo importante es que el deporte nos sigue dando motivos para la admiración de personajes que ponen en alto la bandera de México.
Porque estoy seguro que más allá de ser expertos o no en automovilismo, hay millones de compatriotas que este fin de semana apoyarán a Sergio Pérez primero por el hecho de ser mexicano, pero además también sabiendo que es un serio protagonista gracias a su capacidad de competir contra los mejores del mundo en su especialidad. Y eso no es cualquier cosa.

2.- PERSONAJES

Durante muchos años salir al extranjero y mencionar que veníamos de México provocaba la evocación de nombres como “Cantinflas”, María Félix o Frida Kahlo e incluso cantantes como Pedro Infante, Juan Gabriel o Vicente Fernández solo por mencionar algunos.
Pero en el deporte también era “punto y aparte” mencionar a Pedro Rodríguez, Hugo Sánchez, “el Santo”, Julio César Chávez, Rubén Olivares, Fernando Valenzuela o Jorge Campos. Los ídolos no se dan en maceta.
Y que conste que no metí en esta categoría a destacadísimos deportistas triunfadores cuyos logros están fuera de discusión pero cuyo carisma tal vez no alcanza para ubicarlos como auténticos ídolos. Esa pasta es solo para algunos privilegiados.

3.- ADMIRACIÓN

Las redes sociales son actualmente un foro incalculable de información.
Y con frecuencia nos enteramos que hay muchos jóvenes mexicanos que son premiados internacionalmente en concursos de arte, música, matemáticas, ciencia, historia, habilidades manuales, moda, cocina y un sinfín de actividades en donde también se codean o incluso superan a lo más granado del planeta.
Y es que México tiene muchos “checos” y a veces también habría que voltear a verlos.

Conclusión: ESTE FIN, TODOS CON CHECO