Con la tecnología de Google Traductor

Hablillas. José Ángel Parra
titulo-foto

José Ángel Parra

6, noviembre 2023 - 6:00

El Tuerto

En el país de los ciegos… reza el refrán, el América es líder general. Y en esta versión (Apertura 2023) hasta una marca de puntos se puede romper. En los torneos cortos, de 17 fechas, el tope alcanzado le corresponde al León, con 41 puntos (Clausura 2019), por lo que si las Águilas cierran con triunfo, en la casa del sublíder Tigres, habrán dado un múltiple golpe de autoridad, con 42 unidades, ocho victorias consecutivas, y una racha de 16 partidos sin derrota.

Claro, el nivel exhibido a la fecha por el americanismo, aunque no es nada de otro mundo, contrasta con la medianía del resto de los participantes, incapaces de presumir el músculo que enseñan Henry Martín y su tropa, cada fin de semana. La última víctima ha sido el Tijuana del Piojo Herrera, que también se ha llevado un rosario de goles. Xolos se convierte en el octavo equipo que recibe tres goles o más del poderoso ataque azulcrema, junto a Rayados, Santos, Pachuca, Chivas, Cruz Azul, Necaxa y Puebla. Sí, nada menos.

A pesar del concierto de lesiones, la sólida banca -que en otros equipos sería base titular- permite mantener la inercia ganadora. Cayeron Diego Valdés, Brian Rodríguez, al tiempo de que apenas regresaron Julián Quiñones e Igor Lichnovsky, y aún así las goleadas persisten a favor de la tropa amarilla.

El contraste con rivales de jerarquía es evidente. Chivas y Rayados, por ejemplo, no le compiten y se han visto ampliamente superados por los millonetas, con todo y que ambas escuadras tienen el boleto seguro a la Liguilla. El Rebaño recién ha garantizado su pase a costa del frágil Cruz Azul, que ha quedado casi eliminado del certamen. La pobre Máquina se encuentra imposibilitada de salir de la ratonera.

Pumas, otro grande envuelto en altibajos, también lucha por aspirar a algo importante en la fiesta. Y aunque los invitados son muchos, la racha americanista indica que la estrella 14 está al alcance de la mano. Tendría que ocurrir una catástrofe similar a la de la temporada 1982-83 (que sinceramente no se ve por dónde), para que el amado y odiado Ame no logre consumar su propósito. Si en balde no ha sido el equipo con más encuentros celebrados en el estadio Azteca, con 11 juegos (10 como anfitrión) y apenas seis choques lejos del Coloso de Santa Úrsula. ¿En qué torneo se ve eso? No te acabes, Liga MX. No te acabes…