Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

ESTO

30, noviembre 2014 - 9:44

30 de noviembre 2014. Salvador Aguilera

POR primera vez, Antonio Mohamed tiene al América en semifinales, a pesar de que en la temporada regular no le pudo ganar a rivales como Pumas, Cruz Azul y Chivas, pero con los universitarios ajustó cuentas y bastó un gol para dejar en el camino a su amigo Memo Vázquez y avanzar a la siguiente ronda.
No fue fácil.

Un gol de los Pumas era el fin para el superlíder, que no podía fallar una vez más ante su público y menos ante el sentimiento que dejó el sentido adiós a “Chespirito”. América tenía que hacer un buen partido, ahora sí Sambueza fue titular y el planteamiento fue más ambicioso, aunque al “Turco” no le quedaba de otra. Su mal desempeño en el juego de ida lo dejó sin margen de error.

Y aunque hubo fallas, apareció la figura de Moisés Muñoz, quien fue determinante en los dos partidos. Lo que le urge al América es ser más contundente y mientras su portero sea el jugador más sobresaliente, eso querrá decir que no se está haciendo un buen trabajo defensivo.

De pronto, el trabajo de Mohamed sembró dudas y la crítica no se hizo esperar. Como él mismo lo dijo, con el título lo resuelve todo, y tiene razón, porque si algo están esperando los americanistas es ese título número 12 –de la era profesional–, que le permita colocarse por arriba de las Chivas y al fin poder presumir que es el más grande y el más ganador de la historia. La oportunidad es ahora. Si América llegara a la final, jugaría en casa y eso no deja de ser una clara ventaja.

PUMAS

La temporada, y en este sentido quiero ser bien claro, no deja de ser un fracaso para los Pumas, aunque el haber llegado a la Liguilla tranquilizó en buena medida la crisis del equipo. El Club Universidad sabe perfectamente que siempre debe pelear por el título, que siempre debe ser protagonista y nunca se espera menos de una institución de tanto prestigio y jerarquía. La llegada de Memo Vázquez fue un acierto. Le costó trabajo, pero levantó al equipo y lo hizo reaccionar. El técnico hará ahora un análisis de lo que fue la temporada y no estaría nada mal que la directiva lo apoyara con algunos refuerzos, aunque sabemos que en Pumas, la primera instancia será siempre buscar soluciones en su cantera.

Tristemente para Memo, otra vez fue en el Azteca y ante el América, el trago amargo de una eliminación. Claro, no se puede comparar con lo ocurrido en aquella final dramática cuando dirigía al Cruz Azul. Sin embargo, Memo vuelve a confirmar que es un técnico confiable, conocedor, capaz, que terminará por cambiarle el rostro a los Pumas. Ya veremos qué pasa el próximo año, pero creo que los universitarios saben que tienen una deuda con su público y deberán trabajar por la conquista de un nuevo título.

TIGRES-PACHUCA

Ahí van los Tigres.

Curiosamente, también el “Tuca” ha sido muy criticado, pero sus felinos ya están en semifinales y cuando los resultados hablan, se callan muchas bocas. Bien por el Pachuca, que hizo un gran esfuerzo, sobre todo que tiene jugadores con mucho futuro. Si los cuatro primeros de la tabla avanzan, atención porque se vendrán unas semifinales durísimas: América-Toluca y Tigres-Atlas. Hoy se decide todo.