Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

28, octubre 2014 - 8:57

28 octubre 2014. Salvador Aguilera

SI el Clásico de Clásicos no es un partido cualquiera, la semana previa tampoco se debe vivir como un partido cualquiera.
Los choques entre América y Guadalajara no pueden venir a menos. Entiendo que el empate no deja de ser una posibilidad, pero estos dos equipos no pueden ni deben especular jamás.
La rivalidad se alimenta partido a partido y creo que el fin de semana vimos dos Clásicos que nos dejaron un panorama bien claro. En España, Real Madrid y Barcelona brindaron un juego abierto, al tú por tú, de principio a fin. El primer gol no tardó en llegar y eso benefició al espectáculo.
Aquí en México, Monterrey y Tigres no decepcionaron. Tremendo agarrón, que si bien terminó empatado, fue un encuentro muy aguerrido que se disfrutó a lo largo de los 90 minutos. Enorme coraje le debió dar al “Tuca” haber dejado ir una ventaja de dos goles ante el acérrimo rival. Pero así son este tipo de partidos, llenos de pasión y perderlos es peor.
Un tropiezo deja el orgullo muy golpeado. El Rebaño ha perdido seis juegos hasta ahora en el torneo, todas las derrotas han sido muy dolorosas, sobre todo porque se transforman en 18 puntos perdidos en el tema del porcentaje, pero de todas formas, una caída el sábado seguro dolerá más que las anteriores.
Igual serán tres puntos, pero contra el América no es lo mismo. Claro, también está la opción de la victoria y de igual forma, se disfrutará más. De hecho, sería un delicioso triunfo para el Rebaño que no sabe lo que es ganar desde la fecha 3, cuando se impuso 3-0 a los Leones Negros. Una jornada antes habían vencido 1-0 a los Pumas en CU y párenle de contar, no hay más victorias en el Apertura 2014. De ahí lo fabuloso que sería un triunfo rojiblanco este sábado en el Azteca.
Tristemente, en la historia de América y Guadalajara hubo técnicos que no entendieron lo que es esta rivalidad y no faltó el que jugara a no perder, más que a ganar. Hoy, la necesidad de Chivas podría provocar también que el Chepo saliera a defenderse. No perder, también es importante. Ante el problema de descenso que viven los tapatíos, sumar no deja de ser bueno, aunque lo ideal sería de a tres partido tras partido, cosa que en el Rebaño hace rato que no sucede.
El América, que recupera a Layún y que viene de perder con Querétaro, no tengo la menor duda que saldrá con todo para quedarse con las tres unidades y la diferencia en puntos lo hace claro favorito. Sin embargo, lo mismo dijimos contra Pumas y Cruz Azul.
Si algo está claro, es que Mohamed tiene a su equipo clasificado a la Liguilla, su única prisa es cerrar primero y también para Atlas, Toluca, Tigres y Rayados, vienen partidos complicados. En la fecha 15, de ese pelotón puntero, el que la tiene más fácil es el Monterrey que visitará al Morelia, último de la tabla general.
Siempre se dicen que las estadísticas no cuentan cuando se celebra un Clásico y es completamente cierto. Ya Néstor de la Torre adelantó que su equipo vendrá a matarse en la cancha del Azteca, y sólo para cerrar, un dato muy interesante. Como técnico, Mohamed no sabe lo que es perder ante las Chivas.

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook
Visite nuestra página: estoenlinea.oem.com.mx