Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

Itzel Ubiarco

28, noviembre 2014 - 9:31

28 noviembre 2014. Salvador Aguilera

ALGO le falta a esta Liguilla.
Creo que los partidos de ida no fueron tan intensos ni espectaculares como se esperaban y me parece que eso se debió a las precauciones que asumieron todos los equipos, que no quisieron exponerse a un resultado que pudiera ser definitivo.
Pumas y Atlas, así como Tigres y Toluca, tomaron una ligera ventaja, situación que obliga al América, Monterrey, Pachuca y Jaguares a ir por goles el fin de semana. Será hasta entonces cuando empecemos a vivir la Liguilla al máximo. Insisto, me agrada que el gol de visitante sea considerado como el primer criterio de desempate. Eso obliga a los equipos a ir por goles, pero la realidad de los primeros juegos fue la poca contundencia que mostraron todos, principalmente los locales, que se cuidaron de sus rivales. Dos partidos terminaron 1-0 y los otros dos, 1-1. Es decir, escasa fuerza ofensiva, la cual seguramente cambiará el fin de semana. Ya nadie puede guardarse nada en los juegos definitivos.
El América, por ejemplo, tendrá que ir con todo desde el primer minuto. Necesita ganar, le basta también el 1-0 para resolver el problema en el que se metió tras su tropiezo en Ciudad Universitaria, pero un gol más de los Pumas pondrá en verdaderos problemas al superlíder, porque entonces tendrá que ir por tres anotaciones.
Atlas fue el más ganón de todos. Sólo marcó un gol, pero se llevó el tesoro más preciado: anotar de visitante. Con ese resultado, al Monterrey no le basta el 1-0 en el Jalisco; tendrá que meter dos goles y ganar el partido. El 2-0 o el 2-1 significaría el boleto a las semifinales para los Rayados. El regreso de Dorlan Pabón le dará un plus al conjunto regiomontano. El penalti fallado por el “Chupete” Suazo puede resultar determinante en esta serie. Los Rayados están contra la pared.
Ahora hablemos de los duelos que terminaron empatados. Tigres también anotó de visitante y con el 0-0 tiene la mesa puesta. El equipo del “Tuca” puede salir a defenderse, algo que sabe hacer muy bien, y buscar algún contragolpe para aterrizar en las semifinales. En cambio, los Tuzos, irremediablemente necesitan goles, aunque el 1-0 es suficiente, también el empate a partir del 2-2.
No deja de ser muy interesante todo este tema. Los equipos plantearon sus estrategias, algunos encontraron el resultado esperado y otros tendrán que aplicarse para no quedarse fuera.
Toluca es la misma situación que los Tigres. Marcó un gol de visitante, aunque al final el partido terminó 1-1. Jaguares ahora es el obligado, porque al igual que el Pachuca, necesita marcar. Sin goles no llegará más lejos.
En cambio, si el sistema de competencia fuera como antes, cuando la posición en la tabla era el primer criterio de desempate, con un 0-0 en la ida y un 0-0 en el de vuelta, el mejor ubicado avanzaría. Creo que es mejor pensar en goles, aunque el inicio haya sido un tanto frío.a